Al día con Florencia, Cuba y el Mundo

Pueblo de Veguitas, Granma, despide a profesor fallecido en accidente de tránsito

El profesor Ernesto, de 30 años de edad, perdió la vida en un accidente de tránsito el pasado sábado y se despidió de su pueblo de Veguita este domingo, dejando miles de sueños por cumplir y una gran vocación por la educación y entrega a sus alumnos.

Pueblo de Veguitas, Granma, despide a profesor fallecido en accidente de tránsito. Foto: Composición CPEM

El pueblo de Veguitas, en Granma, dio el ultimo adiós al profesor  Ernesto Jesús Ávila Ramírez con gran tristeza ante la pérdida de un hombre querido por sus allegados y entregado a su profesión.

El profesor Ernesto, de 30 años de edad, perdió la vida en un accidente de tránsito el pasado sábado y se despidió de su pueblo de Veguita este domingo, dejando miles de sueños por cumplir y una gran vocación por la educación y entrega a sus alumnos.

La señora Gisela, madre del profesor Ernesto, manifestó su dolor por la partida de su hijo y lo describió ante el diario La Demajagua, como un hombre que a pesar de ser joven era fuerte, vigoroso, constructor, profesor y  entusiasta.

A sus actos fúnebres hicieron acto de presencia sus familiares, amigos, vecinos, colegas y una cantidad de personas que tenían afecto hacia el profesor que entregó su juventud a los niños, jóvenes y a toda persona que pudiera ayudar en su comunidad.

Además a la funeraria del Consejo Popular de Veguita, asistieron las máximas autoridades políticas y gubernamentales del castrismo en Granma y Yara para acompañar y dar sus palabras de aliento a los familiares del profesor.

La actitud del régimen ante el fallecimiento de los nueve profesores en Granma, se ha tornado controversial puesto que ante la sociedad han mostrado una posición de dolor por la pérdida de los jóvenes, adicional a eso otorgaron la orden post-mortem y medalla Rafael María de Mendive para “reconocer”  la labor desempeñada por los maestros, pero en vida jamás reconocieron su trabajo pagándoles un sueldo digno para un profesor.

Esto mismo sucede con el resto de maestros cubanos, quienes se esfuerzan para trabajar con los pocos recursos que les ofrece el castrismo, pero no son remunerados con un buen salario, sino que siguen siendo parte de los profesionales cubanos que viven de la miseria de sueldo que les ofrece la dictadura en el país.

Tomado De Cubanosporelmundo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: