Protestas: los cubanos increpan y demandan respuesta a funcionarios cruzados de brazos, custodiados por boinas negras

Los apagones siguen sacando a los cubanos a las calles: 92 protestas en una quincena.

Funcionarios increpados en una protesta por los apagones en Cuba. SAÚL MANUEL/FACEBOOK

Sin contar las protestas ocurridas en la noche de este jueves por apagones en La Habana y Las Tunas, el proyecto independiente de periodismo de datos Inventario ha registrado un total de 92 manifestaciones espontáneas en 11 provincias de toda la Isla desde el pasado 29 de septiembre, mientras las manifestaciones dejan imágenes de funcionarios sin argumentos ante ciudadanos que demandan soluciones a sus problemas.

El jueves, en redes sociales, usuarios compartieron videos de cacerolazos que se habrían suscitado en La Palma, en Arroyo Naranjo, La Habana, así como en Manatí, Las Tunas. Los dos materiales fueron publicados por el artista cubano Saúl Manuel. Solo se escuchan golpes de cacerolas en medio de la oscuridad de la noche.

Otro audiovisual compartido por el activista, que no precisa dónde fue grabado ni cuándo, mostró un enfrentamiento verbal de manifestantes con funcionarios —custodiados por boinas negras y otros oficiales del Ministerio de Interior—, de brazos cruzados y que no pudieron rebatir las quejas de los ciudadanos reunidos, la mayoría mujeres y madres que expusieron un rosario de calamidades sufridas por los apagones.

«Están reclamando sus derechos. Hoy mi hijo cumple un año, no hay huevos, no hay harina, no hay azúcar, entonces voy a pagar 200 pesos por un cake y cuando van a hacerlo se va la corriente. Un vasito de yogur para un niño cuesta 150 pesos y se echa a perder», dijo una mujer.

«Ya no son ocho horas lo de la corriente, son diez, son 12, son 14, es testigo toda la población de aquí. La ponen tres horas y el que cocina con electricidad tiene que mandarse a correr. El que cocina con carbón, está a 300 pesos el caso. La comida, la poquita que tienes se te echa a perder, cuando está empezando a enfriarse te la volvieron a quitar dos horas más», se quejó otra mujer.

https://www.facebook.com/100072049878785/videos/618160693372570/?t=0

El jueves la estatal Unión Eléctrica (UNE) pronosticó una afectación de 850 MW por déficit de capacidad de generación en el horario diurno y de 968 MW en el horario pico, lo que se tradujo en otra jornada de prolongados apagones, reportados incluso en La Habana.

Además del déficit de generación por los daños que aún no se terminan de solucionar tras el paso del huracán Ian, se encuentran fuera de servicio por averías las unidades seis y siete de la central termoeléctrica (CTE) Mariel, la unidad de la CTE Otto Parellada, las unidades cuatro y seis de la CTE Nuevitas, la unidad dos de la CTE Felton y las unidades cuatro y seis de la CTE Rente. Según la nota de la UNE, se encuentra en mantenimiento la unidad tres de la CTE Rente.

Tras las protestas desencadenadas el pasado 29 de septiembre, serían más de 30 los cubanos detenidos por su participación en estas manifestaciones populares.

El jueves que tras un cacerolazo en el barrio La Federal, Aguada de Pasajeros, provincia Cienfuegos, vecinos salieron a la calle pidiendo que se restableciera el servicio eléctrico y a gritos de «Libertad». 

El activista Alberto de la Nuez, residente de la zona, dijo al proyecto Inventario que se presentaron en el lugar el coronel de la Seguridad del Estado Vladimir Castillo, acompañado de policías y autoridades del Gobierno.

El jueves «fueron citados a la Policía los vecinos Yosvany Socarrás González y una mujer de nombre Olimpia, a quienes acusan de ser promotores de la protesta». Aunque «no fueron detenidos», añadió De la Nuez, los «tienen con operativo de vigilancia en su vivienda».

En Caibarién fueron detenidos otros tres ciudadanos cubanos que participaron en una protesta el lunes en la noche en esa ciudad de Villa Clara, entre ellos Adrián Córdova, quien compartió un breve video el martes desde una unidad conocida como el Vivac. El miércoles fue trasladado a un centro de detención en Santa Clara, dijo a DIARIO DE CUBA Dayana Vergel, madre de las dos hijas de Córdova.

Vergel denunció en su perfil de Facebook que él y otros dos manifestantes detenidos están siendo imputados como supuestos «cabecillas» de la protesta.

Según Vergel, Córdova logró llamar a familiares este miércoles para ponerles al tanto de su situación. «Dijo que le consiguieran abogado porque la cosa pintaba fea».

Vergel rechazó las acusaciones que están vertiendo contra el detenido, de supuesto «cabecilla» de las manifestaciones. «Durante la protesta él no hizo más nada que manifestar su sentir porque es un derecho. Había medio pueblo y cuando él llegó ya estaba andando todo. Solo quiso expresar que estamos cansados, que nuestros hijos, personas mayores, enfermos, no puedan descansar dignamente», dijo Vergel.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%