Protestas en Cuba: fuego en un DiTú de Guantánamo y caldosas colectivas para aplacar el malestar en Camagüey

En Las Tunas una manifestación que empezó por otra noche sin luz termina con represión ante los reclamos de «¡Libertad!».

Fuego en un DiTú en Guantánamo. SAÚL MANUEL/FACEBOOK

Mientras en Camagüey el Gobierno Provincial promovía las caldosas colectivas en los barrios en un intento de aplacar el hambre y las protestas que se generan por los apagones, usuarios compartieron en redes sociales videos de un DiTú en Guantánamo incendiado, un hecho que atribuyen a una manifestación de descontento por la falta de fluido eléctrico. En Las Tunas, por otra parte, cubanos que salieron el sábado a la calle para reclamar el restablecimiento de la electricidad terminaron pidiendo «¡Libertad!».

Las autoridades en Camagüey han establecido la preparación de caldosas colectivas y su venta al precio de cinco pesos por ración en distintos puntos de esa ciudad para «evitar males mayores» ante los prolongados apagones que han desencadenado protestas en toda la Isla, recoge un reporte de TV Camagüey.

Elsy Tamayo López, delegada de la circunscripción 95 del reparto Julio Antonio Mella de la capital provincial, dijo que se trata de una iniciativa en el contexto de la «situación electroenergética» para «brindarle alimentos a la población», «aliviarla» cuando llega del trabajo y se «encuentran el producto ya elaborado».

Según la delegada, se trata de «un alivio total» y espera que se extienda a otros municipios de Camagüey.

En esa misma provincia también se ha recurrido a brigadas artísticas organizadas por el Ministerio del Interior (MININT) para entretener a los residentes, según compartieron en redes sociales simpatizantes del régimen.

En Guantánamo, un establecimiento DiTú se incendió el sábado en la noche, de acuerdo con imágenes de dos videos compartidos en Facebook por el artista y activista cubano Saúl Manuel.

https://www.facebook.com/100072049878785/videos/498246202183711/?t=0

En uno de los materiales una mujer ruega con desesperación para que apaguen el fuego y otra lo atribuye a una acción de protesta: «eso es lo que da la ‘quitadera’ de corriente, la comedera de pinga que ellos tienen».

En otro video se escucha el chisporroteo de unos cables y el fuego ardiendo. Varias personas ven la escena y también se ve llegar a dos camiones de bomberos.

La Fiscalía General de Cuba advirtió el viernes que está investigando las recientes protestas en el país y que los hechos delictivos «recibirán la respuesta jurídico penal que corresponda».

En un comunicado en el que no se cifra el número de investigaciones abiertas o sospechosos, la Fiscalía aseguró que se están estudiando presuntos delitos «relacionados con el incendio de instalaciones, la ejecución de actos vandálicos, el cierre de vías públicas con la finalidad de impedir la circulación de vehículos y personas, las agresiones y ofensas a funcionarios y fuerzas del orden y la incitación a la violencia».

Pese a estas amenazas, el sábado en Las Tunas un grupo de manifestantes salió a las calles a exigir libertad, de acuerdo con videos publicados en redes sociales y declaraciones de testigos.

La manifestación ocurrió entre 9:00PM y 10:00M, «en la calle René Ramos Latour del reparto Marabú, una calle central que es bien transitada», dijo a Radio Televisión Martí desde la capital provincial Ana Ibis Tristá Padilla.

«Se sumaron varias personas de distintos lados, había muchas personas. Más o menos fue como una conga, gente con calderos, con tapas de olla; otros fueron con tambores», dijo Tristá Padilla.

«Todo el mundo pedía libertad, que es lo que queremos. Vamos a ver si cada día vamos sumando poquito más y logramos que todas estas personas que saben lo que estamos pasando, pero tienen miedo a la represión, se incorporen a las marchas. Estamos logrando que cada cual salga», añadió.

Según la activista, el sábado durante el día solo tuvieron cuatro horas de corriente eléctrica en su localidad.

El Gobierno municipal desplegó sus fuerzas policiales y parapoliciales para reprimir la protesta.

«Civiles en motores parando a todo el mundo. Las patrullas y ‘caballitos’ (policía motorizada) estaban en lo que era la parte de un puente que hay… Se tiraron y, todo el mundo que pudo se fue. Los de atrás y los del medio pudieron escapar, pero a los de delante los cogieron. Yo pude huir. Vi que las patrullas se llevaban gente, pero no sabría decir cuántos, porque estábamos sin corriente. La luz que había era la de los teléfonos», dijo la joven.

Los cortes en el suministro eléctrico son uno de los elementos más sensibles de la crisis multifacética que sufre Cuba, así como uno de los principales motivos tras las protestas contra el Gobierno del 11 de julio del año pasado, las mayores en décadas.

Según la ONG Cubalex y el colectivo Justicia 11J, tras estas protestas se han practicado más de 1.500 detenciones y se han dictado cerca de 600 sentencias, algunas de hasta 30 años de cárcel. 

Tras la más reciente oleada de manifestaciones, iniciada el pasado 29 de septiembre, el proyecto independiente de periodismo de datos Inventario ha registrado un total de 92 protestas espontáneas en 11 provincias de toda la Isla. 

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%