El brote de coronavirus en el centro penitenciario provincial de Ciego de Ávila, continúa sumando casos positivos entre los trabajadores y la población penal

Según uno de los partes emitidos esta semana sobre las incidencias del nuevo coronavirus en el país, la prisión Canaleta en Ciego de Avila, tenía hasta este 3 de noviembre, 25 casos de COVID-19.

La información oficial señala que al cierre del 2 de noviembre “se confirmaron 25 nuevos contagiados en la provincia, casi la tercera parte de los diagnosticados en el país (65)”, refirió el periódico estatal Invasor, en un artículo publicado en su página web.

En su texto el periódico estatal escribió, que “la única ‘tranquilidad’ que podemos ‘leer’ en la cifra informada hoy es que los 25 son casos relacionados con el evento de trasmisión Canaleta, que involucra al centro penitenciario provincial”. El entrecomillado se debe a que según el Invasor, este foco de coronavirus, es “un evento institucional que hasta ahora no ha tenido implicaciones puertas afuera”, aunque sí modifica negativamente los indicadores que determinan el cambio de fase, algo a lo que las autoridades de la provincia, y del país, aspiran cuanto antes.

Hay que señalar que Ciego de Ávila llevaba dos semanas consecutivas “con una Tasa de Incidencia Acumulada (TIA) para 15 días inferior a 20 (y por tanto se justificaba pasar a la etapa de recuperación)”, pero el hecho de amanecer este martes con 22,29 por casa 100 000 habitantes, volvió a colocar a la provincia en el rango de la Trasmisión Autóctona Limitada.

El pasado 8 de septiembre el Grupo Temporal de Trabajo del régimen decretó para Ciego de Ávila la Fase de Trasmisión Autóctona Limitada, y desde entonces la Tasa de Incidencia del SARS-COv-2 en el municipio cabecera no ha sido lo suficientemente baja “como para ameritar desescalar en las medidas de mitigación de la epidemia rumbo a la nueva normalidad”.

A casi dos meses de que fuera decretada la Fase de Trasmisión Autóctona Limitada en ese central territorio, la Tasa de Incidencia Acumulada del municipio Ciego de Ávila en los últimos 15 días, con 89 de los 97 casos que reporta la provincia, es de 57,33 por cada 100 000 habitantes, algo que señala, que el paso a la nueva normalidad, aun va a tener que esperar.

Las autoridades estiman que “tanto el municipio cabecera como la provincia necesitarían una semana sin reportar casos para hacer bajar sus tasas, toda vez que en los últimos siete días ya se han acumulado 60”, pero ante la actual situación que presenta el territorio, resulta imposible “encadenar varios días sin positivos”, más aun si se tiene en cuenta, que los 25 casos del evento de trasmisión Canaleta, conectan a otras 200 personas como contactos.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.