Un presunto funcionario del gobierno de Cuba, acompañado por otro hombre, habría golpeado a un joven con un martillo por expresarse sobre las malas condiciones de vida en el país, según denuncian en redes mediante un video

Un presunto funcionario del gobierno de Cuba, acompañado por otro hombre, habría golpeado a un joven de la isla con un martillo por expresarse sobre las malas condiciones de vida en el país, según denuncian en redes sociales mediante un video.

“Me dieron con un martillo, mira la sangre”, se ve decir en la escena al joven supuestamente agredido, quien sangra por la boca. “Yo no agredí a nadie. Yo sólo dije lo que yo siento por este país: en este país nosotros nos estamos muriendo, no tenemos comidano tenemos nada”, exclama el joven arrodillado en el suelo y con los brazos alzados.

“Estos mari… me han caído a golpes con un martillo. Yo soy un trabajador cubano, me han caído a martillazos, uno del gobierno, por decir la realidad cubana: los cubanos nos estamos muriendo de hambre, de necesidad, por favor, que Dios nos ayude”, implora, al tiempo que descalifica a sus presuntos agresores.

“Esto es lo que estamos viviendo en Cuba. Por decirlo nos buscamos que nos den golpes, nos maltraten, nos humillen”, agrega.

La escena se produjo en la oriental provincia de Santiago de Cuba. El video, filmado al parecer por un acompañante del presunto agredido, muestra cómo el supuesto funcionario o dirigente y su acompañante esperaban recibir unas pizzas que habían comprado.

Al ser interpelados por la cámara, estos negaron haber golpeado al hombre y menos con un martillo, el cual se ve que guardan, minutos antes de recibir las pizzas, en el auto en el que finalmente abandonan el lugar. De haberlo hecho, dicen, habrían provocado la caída de los dientes del joven.

“Llevo muchos años aguantando de todo, vuélvanme a dar”, retó el joven a sus presuntos agresores.

La escena de presunto maltrato físico y violencia no resulta difícil de creer en Cuba, donde la represión y el hostigamiento a quienes piensan diferente o alzan su voz contra la gestión del gobierno y los males de la isla son una constante.

Este viernes 13 de noviembre, efectivos policiales detuvieron arbitrariamente a una decena de activistas que se plantaron en la estación policial de Cuba y Chacón, en La Habana, para exigir la liberación de Denis Solís, preso desde el lunes anterior.

Entre ellos estuvo la profesora Omara Ruiz Urquiola, quien fue golpeada y maltratada por un efectivo de la policía motorizada que dañó una de sus lesiones cancerosas y la hizo sangrar.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.