Popular presentadora cubana María Victoria Gil rompe el silencio sobre su hermano, el ministro Alejandro Gil

Foto: Captura de video

La popular presentadora cubana María Victoria Gil rompió el silencio sobre su hermano, el ministro de Economía y Planificación Alejandro Gil Fernández.

Vicky, quien fue presentadora durante más de dos décadas del programa De la gran escena, reside desde hace varios años en Tenerife, España.

Recientemente ofreció una entrevista en la que explica detalles de la vida de su hermano, a quien considera como el ehombre más odiado de Cuba.

«Es la persona más odiada. Están Alejandro Gil, Marrero (primer ministro Manuel Marrero Cruz) y Canel (presidente Miguel Díaz-Canel), en ese orden», expresó.

«La economía cubana ha estado dirigida siempre por incapaces. El problema es que siempre ha triunfado la voluntad política por encima de la realidad económica», dijo.

La presentadora cuestionó que las autoridades decidieran implementar un ordenamiento económico que planificaron durante décadas, en medio de la pandemia del coronavirus.

Según cuenta, durante las últimas visitas que hizo a La Habana hablaba con su hermano de la crisis en Cuba y este siempre le decía «María dame tiempo».

Ella considera que su hermano es un comunista y un tonto que no tenía necesidad de haberse metido en lo que se metió.

Luego de que Alejandro se graduara de ingeniero en Explotación de Transporte Marítimo por la Universidad Tecnológica de La Habana (Cujae) llegó a ser gerente de la empresa mixta de seguros marítimos Caudal, con sede en Cuba, Inglaterra y Rusia.

«Tenía Internet cuando no lo tenía nadie, manejaba un Mercedes Benz y era socio del club más caro de Miramar, cuya membresía le costaba 100 dólares al mes. Dejó todo eso».

«En uno de los viajes a Cuba lo hicieron héroe del trabajo, le cantaron el himno, le pusieron las medallas, la cabeza al pobre se la marearon, y lo dejaron en Cuba y lo metieron a viceministro de Fianzas y Precios, y ahí perdió… Mi familia lo quería matar», contó.

María Victoria dijo que no entendía qué hacía su hermano a los 58 años metido en todo eso.

«Ojalá encuentre la salida, o se vaya en el momento preciso», dijo. «Tendrá que irse de Cuba si hay un cambio grande», agregó.

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%