Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección

Lo agredieron en el auto y lo ofendieron por su orientación sexual. En la estación, un oficial trató de minimizar lo que, a todos luces, es un claro acto de brutalidad policial.

El colaborador de ADN Cuba, Héctor Luis Valdés, fue arrestado la tarde de este 18 de marzo cuando regresaba a su casa, pero lo que parecía ser una detención rutinaria terminó en el uso de violencia verbal y física contra él por parte de los uniformados.

“Fui trasladado de la peor manera hacia Zapata y C, como un delincuente, un asesino o como la peor escoria que pueda existir”, asegura Valdés en referencia al momento en que lo interceptaron en la calle G, próxima a 23, en la barriada capitalina del Vedado.

“Me agarraron por el pulóver; me empujaban, me gritaban, me ofendían por mi orientación sexual, por amar a una persona de mí mismo sexo”, agregó. Junto a él se encontraba el activista Raúl Soublet, su compañero, que no fue detenido, pero reportó el suceso.

“En la unidad no fui un ciudadano, para ellos fui un perro, alguien que no merecía ni el aire que respiraba. Ni siquiera me miraban, tampoco quería que lo hicieran. Después de una hora exactamente viene a mí un agente de la Seguridad del Estado para comunicarme que ya podía regresar a casa, que me iban a regresar en una patrulla para que así no me vieran en las condiciones que estaba. Que perdonara a los oficiales de la PNR, que a veces suelen ser un poco brutos”.

Sin embargo, cuando los oficiales lo dejaron en la puerta de su casa, uno de ellos le dijo: “Héctor, para la próxima ocasión no será el pulóver, ¡cuídate por ahí!”, concluyó su relato el también activista.

Antes de tomar camino rumbo a su casa, Valdés se encontraba en las afueras del Minrex, junto a un grupo de activistas y periodistas, a la espera de información sobre Karla Pérez, la reportera de ADN Cuba a la que el régimen impidió ingresar hoy al país.

Minutos antes, en una transmisión compartida por nuestro medio, reveló que uno del grupo, el periodista Maykel González, se había entrevistado con un funcionario del Minrex, quien dijo no estar al tanto de la situación de Karla Pérez, pero que su Ministerio se comunicaría con la embajada de Cuba en Panamá para conocer detalles.

Karla se encuentra varada en estos momentos en el aeropuerto de Ciudad de Panamá a la espera de autorización para volver a Costa Rica, donde terminó sus estudios de Periodismo. En 2017, Pérez fue expulsada de la Universidad de Las Villas por sus ideas políticas y tuvo que exiliarse en el país sudamericano.

En un audio enviado desde el Aeropuerto de Tocumen, Karla declaró: “volé de San José a Panamá y todo bien. Aquí en Panamá no me dejaron abordar a Cuba. Lo digo a efectos de que denuncien”.

“Me requirieron y Copa me dijo que las autoridades de emigración de Cuba me tenían prohibida la entrada sin ninguna más explicación, a pesar de que yo tenía todos los requisitos, mi prórroga pagada, mi prueba PCR, mi tique”, añade Pérez González.

El régimen castrista, a sabiendas de que tenía prohibida la entrada a la isla, igualmente le había hecho pagar el aislamiento en uno de los hoteles, por lo que la joven tuvo que desembolsar una cifra nada despreciable de dinero.

Tomado de ADN Cuba

Share This
A %d blogueros les gusta esto: