Según manifestaron autoridades castristas, el presunto responsable adquiría la mercancía a través de “la compra en el mercado negro”.

Según la policía del régimen, los sacos de frijoles eran supuestamente “adquiridos en el mercado negro”. 

El régimen cubano, en su campaña de lavarse las manos por toda la desgracia ocasionada durante más de 60 años, ocupó 141 sacos de frijoles en Sancti Spíritus, supuestamente destinados al “comercio ilegal”.

El canal del Estado, que presta sus imágenes para transmitir solo lo que me las convenga a la dictadura, reportó que el hecho ocurrió en la vivienda número 8 del camino Jobo Dulce, ubicado en el Consejo Popular Kilo 12 de Sancti Spíritus.

«Procedimos a realizar dos registros. El primero, en el lugar donde se almacenaban los bienes agropecuarios, donde en el interior del almacén ocupaban 139 quintales de frijoles colorados, dos quintales de frijoles negros y tres quintales de arroz»,

Asimismo, funcionarios de la policía castrista acotaron que “en el segundo registro, donde reside permanentemente este ciudadano, ocupamos la suma de 34 mil 765 CUP y la suma de 1.051 CUC”.

Según manifestaron autoridades castristas, el presunto responsable adquiría la mercancía a través de “la compra en el mercado negro”.

«Tenía dos puntos en el mercado agropecuario a los cuales él les pegaba según las ventas que hacía durante la semana, y las vendía a diferentes precio».

Asimismo, al ciudadano, que no fue identificado, se le acusa de haber llevado a cabo un supuesto “delito de acaparamiento”, luego de encontrarle presuntamente bajo su propiedad, además de los sacos de frijoles, 135 litros de diésel y 105 litros de aceite motor.

Ahora, este cubano tendrá que someterse a la “justicia” que más le parezca al régimen comunista, y donde enfrentará en primera instancia el delito de acaparamiento.

Para la dictadura, la culpa es del pueblo

Mientras en Cuba la miseria de acentúa cada vez más, la cúpula comunista utiliza a sus medios de comunicación para alegar que estos supuestos delitos de acaparamiento y comercio ilegal son “unos de los principales problemas que hoy afecta el abastecimiento poblacional”.

Claro está, el tema de las malas políticas aplicadas durante seis décadas no serán mencionadas en el canal del Estado bajo ningún concepto.

Entretanto, los ciudadanos cubanos deben arreglárselas todos los días para poder llevar un plato de comida a la mesa, tratando de sobrevivir ante el grave desabastecimiento de productos de primera necesidad que sacude a la isla.

Tomado De Cubanosporelmundo

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.