Podrían “retener” los títulos de los galenos cubanos recién graduados y los documentos académicos de todas las especialidades, hasta tanto no se compruebe que no están en la categoría de “regulados” o cumpliendo el servicio social

Los galenos cubano sufren a diario problemas relacionados con precariedad, maltrato y explotación, pero el Gobierno no parece contentarse con eso: ahora pretende retener los títulos que certifica a los mismos como profesionales de la Medicina.

La nueva estrategia surge en aras de prevenir más emigración de médicos, aunque nuestra redacción no ha logrado confirmar la confiabilidad de esta información.

De acuerdo con el documento que circula en redes sociales, acuñado por el Departamento Jurídico del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), los títulos de los médicos recién graduados quedarán retenidos a partir del 1ro de septiembre, así como los documentos académicos de todas las especialidades que se contraten en las Consultorías Jurídicas y Bufetes Colectivos nacionales, tanto de pregrado como de posgrado.

https://twitter.com/angelDr_adan/status/1430662249102913538?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1430662249102913538%7Ctwgr%5E%7Ctwcon%5Es1_&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.cubacute.com%2F2021%2F08%2F26%2Fpodrian-retener-los-titulos-de-los-galenos-cubanos-recien-graduados-y-los-documentos-academicos-de-todas-las-especialidades-hasta-tanto-no-se-compruebe-que-no-estan-en-la-categoria-de-regulados%2F

La medida se cumple hasta que el profesional de la salud esté validado dentro de la categoría “regulado” o cumpliendo el servicio social.

Estas prerrogativas aún no han autentificadas, pero esta jugada no parece sorprender.

Las becas de estudio en otros países, una de las vías más seguras para abandonar la isla, está fuera del alcance de los jóvenes egresados de dicha carrera, debido a la imposibilidad de legalizar documentos.

El mismo texto indica que la medida responde al difícil escenario epidemiológico que experimenta la isla. Garantizar la incorporación de mano de obra es, en este momento, una prioridad a raíz del colapso de los servicios hospitalarios.

Sin embargo, las autoridades prefieren mantener las misiones en el exterior, casi única fuente de ingresos para el país en la actualidad.

Los médicos también se ven expuestos a una serie de mecanismos coercitivos, entre ellos la infracción de sus derechos de libertad de movimiento, al verse regulados por las autoridades migratorias.

Entonces, la medida se convierte en una nueva traba a sus libertades individuales y académicas, impidiendo la entrega o legalización de los documentos pertinentes.

Varias organizaciones internacionales han llamado la atención sobre la “esclavitud, persecución y actos inhumanos” que sufren otras colaboraciones con personal sanitario alrededor del mundo.

Prisoners Defenders denunció ante la ONU y la CPI, el 8 de mayo de 2019, que las misiones médicas de Cuba se ven aquejadas de esclavitud, persecución y otros actos inhumanos, cuya evidencia se encontró luego de la publicación del British Medical Journal, desde donde se dio seguimiento a las denuncias hechas por el Colegio de Médicos de Portugal.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%