Pocos militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas desean ingresar al Partido y al régimen le preocupa

De los 67 jóvenes que integran las filas de la UJC en la Isla de la Juventud solo cinco continuarán hacia el Partido Comunista de Cuba.

Un cartel propagandístico de la Unión de Jóvenes Comunistas en Cuba. EFE

Las autoridades cubanas se mostraron sumamente preocupadas por el desinterés de los militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) en ingresar al Partido Comunista de Cuba (PCC), en una reunión de la organización encabezada por Miguel Díaz-Canel en la Isla de la Juventud, informó el diario Juventud Rebelde.

En concreto, la primera secretaria del PCC en el municipio especial, Zunilda García Garcés, dijo que de los 67 jóvenes que integran las filas de la UJC solo cinco se mostraron dispuestos a ingresar en el Partido.

Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político y secretario de Organización del Comité Central del PCC calificó de «preocupante» el número de jóvenes que no transita de la UJC al PCC y recomendó extender el trabajo político ideológico no solo a sus centros de trabajo o de estudio, sino también a «los entornos digitales», en referencia a internet.

Miguel Díaz-Canel, por su parte, dijo que «cuando se llevan los debates más allá de la militancia se ofrece la oportunidad de enriquecer, desde la opinión y participación del universo, la capacidad para continuar defendiendo la construcción del Socialismo en Cuba, que es defender la justicia social y la patria».

Las autoridades cubanas continúan tratando de atraer a los jóvenes después que fueran ellos los participantes que mayor presencia tuvieran en las protestas del 11J en toda Cuba, así como el grupo que más se decide a abandonar el país buscando un mejor futuro.

A inicios de febrero Miguel Díaz-Canel pidió a las dirigentes de la UJC y la FEU durante una reunión que trabajen para que «todos los jóvenescubanos encuentren espacios en ambas organizaciones».

Precisamente, durante una reunión con integrantes del grupo gubernamental  encargado de elaborar «la política integral para la atención a jóvenes y niños», el gobernante afirmó: «Si no existe atención diferenciada a la juventud, se rompe la continuidad de la Revolución«.

En ese sentido, el Grupo Gubernamental para la Atención a Jóvenes y Niños fue uno de los pasos dados por el régimen para acercar a los jóvenes a su órbita, y así posibilitar la pretendida continuidad de la revolución.

También la nueva política para obtener una plaza en las universidades, en la cual no es ni siquiera necesario presentarse a los exámenes de ingreso o aprobarlos para acceder a una carrera universitaria, podría ser otra de las estrategias del régimen para captar a los más jóvenes.

Sin embargo, mientras las opciones de crecimiento económico y laboral para los jóvenes sean tan limitadas en la Isla, gobernada por políticos envejecidos y conservadores, será casi imposible que estos alcancen el feeling que desean con la juventud cubana.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%