Playas privadas, campos de golf y polo y 2.600 habitaciones, así es el megaproyecto que se erige en Cienfuegos

El turismo de lujo en Cuba tendrá un resort con capital español a un costo de 3.500 millones de euros.

Vista de la Península de Pasacaballo, FLICKR

El megaproyecto de 3.500 millones de euros que la inmobiliaria española Urbas construirá en la Península de Pasacaballo, en Cienfuegos, y con el que pretende convertir esa zona en un nuevo destino para el turismo de alto estándar en el Caribe, contará con seis hoteles de lujo con 2.600 habitaciones en total, varias playas privadas y cinco campos de golf, entre otros atractivos.

De acuerdo con el proyecto denominado Cienfuegos Sea and Golf Resort, también conocido como Rancho Luna-La Milpa, y que Urbas detalló en su sitio webel negocio estará asentado en un territorio de 1.100 hectáreas de la zona, ubicada a pocos kilómetros al sur de Cienfuegos y del Aeropuerto Internacional del territorio.

Planeado para un desarrollo a 25 años, en su primera fase incluirá la construcción del Hotel Alto Pasacaballo, categoría 5 estrellas Gran Lujo con 450 habitaciones y suites. La instalación tendrá un campo de golf de 18 hoyos, una casa club y una escuela de golf, así como 450 villas y 1.150 apartamentos, playa y delfinario propios.

La fase dos del Rancho Luna-La Milpa incluye la erección del Hotel Marina Convention Center de 5 estrellas, con 450 habitaciones y un Centro de Convenciones.

A este se suma también una de las joyas de la corona de Urbas en Cienfuegos: el Hotel Playa Norte 5 estrellas, de 500 habitaciones, con playa privada y una Marina para 400 atraques. También habría un club náutico y un centro de buceo, así como una zona comercial y de ocio nocturno.

La zona de alto lujo del territorio incluye en esta fase un campo de golf de nueve hoyos, rodeado por 830 villas, 100 de ellas con amarre propio para yates y 3.240 apartamentos.

La fase tres tiene por obra mayor el Hotel Ensenada categoría 5 estrellas de Gran Lujo, de 500 habitaciones y también con playa privada, además de un campo de golf de 27 hoyos, casa club y escuela de golf. Lo completarían 992 villas y 2.690 apartamentos.

La fase cuarta tendrá una inversión para deportes ecuestres y la práctica del polo, más campos para su ejercicio y otro campo de golf de 27 hoyos. Asociado a él estaría el Hotel Polo Cienfuegos, de 4 estrellas, 250 habitaciones, casa club y 765 villas, más 2.890 apartamentos. Redondeará el área la zona de ocio nocturno El Cabo.

La quinta fase y final tiene al Hotel Arimao de 5 estrellas, con 450 habitaciones y piscinas lagoon como eje. Se le suman también un campo de golf de nueve hoyos, 339 villas y 920 apartamentos.

El negocio permitirá que el turismo especializado cuente con «un nuevo destino turístico en el Caribe, donde además cada uno de los territorios donde estarán emplazados estos desarrollos cuentan con un amplio abanico de atractivos culturales, patrimoniales y naturales», dijo en 2019 el entonces director de CubaGolf, Raudel García, a la publicación Hosteltur

Recién en enero Juan Antonio Acedo Fernández, presidente de Urbas, concretó el arranque del macroproyecto turístico durante una intensa visita a la Isla, donde exploró otras posibles alianzas en materia de turismo, energías renovables y construcción con el general y viceprimer ministro Ramiro Valdés Menéndez, entre otras autoridades.

El ejecutivo cerró además la creación de una empresa mixta con CubaGolf, filial de la estatal CubaSol, que tendrá una duración de 50 años.

Este acuerdo se enmarca en los planes de CubaGolf de convertirse en accionista de compañías que se establezcan en el país para invertir en desarrollos inmobiliarios vinculados al golf y a otras actividades turísticas.

«El proyecto de Urbas supondrá un espaldarazo definitivo a la nueva generación de complejos turísticos en Cuba y potenciará el interés de los inversores internacionales», defendió la firma española tras reportar esos encuentros.

La inversión de Urbas en Cienfuegos se produce después que en octubre último el juez José Luis Calama, de la Audiencia Nacional de España, acusara a la compañía y a 16 personas, entre ellas el propio Acedo Fernández, y a su antecesor, Juan Antonio Ibáñez Fernández, de irregularidades en la ampliación de capital de la empresa por un importe de 384 millones de euros, en julio de 2015.

El magistrado puso fin a la instrucción de este procedimiento, que se inició en 2017 mediante una querella de la Fiscalía Anticorrupción, tras entender que se cometieron posibles delitos de estafa, delito relativo al mercado y los consumidores, delitos societarios de los artículos 290, 291 y 296.2 del Código Penal y administración desleal, según anunció la Audiencia Nacional y reportó el diario El Español.

Tomado De DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.