Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección

A través de su cuenta en Facebook, el cubano recordó aquel momento en que se despidió de sus hijos y su esposa para emprender una acción que, dio pie a que un año después se concretara una de las hazañas más emblemáticas del exilio.

Orestes Lorenzo en 1991 tras llegar a tierras de libertad. Foto: Facebook/Orestes Lorenzo

El piloto cubano Orestes Lorenzo rememoró los 30 años de su decisión de desertar a de las Fuerzas Armadas de Cuba y de volar a tierras de libertad, algo que sin duda cambió su vida para siempre.

A través de su cuenta en Facebook, el cubano recordó aquel momento en que se despidió de sus hijos y su esposa para emprender una acción que, dio pie a que un año después se concretara una de las hazañas más emblemáticas del exilio, cuando viajó a la isla desde Miami para rescatar a su familia de las garras del castrismo en un plan que consideró “suicida”.

Para Orestes Lorenzo toda la incertidumbre que lo embargaba en el momento que decidió huir de Cuba hacia la Florida, desapareció cuando llegó a su destino.

“Me sentía en casa. Estaba, finalmente, en casa. Para todo lo que cuenta, ese día marcó mi renacimiento. Estos treinta años han pasado velozmente. Muchas luchas en el camino, muchos retos, muchas caídas de las que siempre me levanté, e incontables momentos de alegría, de logros y de gratitud. Nunca me sentí solo. Tuve siempre la mano generosa de muchísimos amigos, y ese sentimiento de inclusión en la familia mayor que es el pueblo americano. Me siento americano, soy americano, y orgulloso de serlo”.

Escribió en su cuenta en Facebook.

De igual manera, el piloto cubano consideró que, aquella decisión de abandonar Cuba significó “todo o nada” pero recalca que tras ejecutarla “obtuvo todo”.

Orestes Lorenzo y su familia en EEUU en 2021. Foto: Facebook

Cabe recordar que, Orestes Lorenzo voló en marzo de 1991 desde la isla a Estados Unidos a bordo de una aeronave MiG-23 matrícula 722 en el cual hacía una misión de entrenamiento de rutina. El cubano decepcionado de la dictadura castrista se desvió hasta la Estación Aérea Naval de Key West, en Florida.

No obstante, fue allí cuando apenas comenzó el trauma para el piloto cubano pues necesitaba sacar a su familia compuesta por su esposa y dos hijos, de la isla, ya que estaba siendo acosada por la dictadura y lo pudo lograr al año siguiente.

TOMADO DE CUBANOSPORELMUNDO

Share This
A %d blogueros les gusta esto: