Piden visibilizar caso de padre e hijo condenados por protestar el 11J

Un padre y un hijo, fueron condenados por haber protestado el 11 de julio de 2021 contra la dictadura cubana.

Ambos antillanos, identificados como José Luis Castillo Bolaños, de 31 años de edad (hijo), y José Luis Castillo de la Torre, de 58 años de edad (padre), fueron arrestados luego de las protestas que se originaron en la Güinera. Foto: Composición de CPEM

El activista cubano Marcel Valdés, pidió a través de sus redes sociales ayuda para visibilizar el caso de un padre y un hijo que fueron condenados por haber participado en las históricas protestas del 11 de julio de 2021 (11J) en Cuba.

Según la información suministrada por Valdés, ambos antillanos identificados como José Luis Castillo Bolaños, de 31 años de edad (hijo), y José Luis Castillo de la Torre, de 58 años de edad (padre), fueron arrestados luego de las protestas que se originaron el 12 de julio en la barriada habanera La Güinera.

La dictadura cubana condenó a José Luis Castillo Bolaños a 10 años de privación de libertad, mientras que, su padre, José Luis Castillo de la Torre, recibió una sentencia de 11 años de prisión.

Castillo Bolaños contó que, se encontraba participando en las protestas que se originaron el 11J en Cuba, cuando empezó la represión ejercida por las autoridades castristas, y fue entonces cuando recibió una golpiza por parte de esbirros del régimen.

Su padre, al ver que estaba siendo violentado, decidió intervenir en la golpiza, y también fue atacado brutalmente por las fuerzas represoras del régimen, después de eso, ambos fueron detenidos y condenados posteriormente.

Padre e hijo, presos por el 11J, se encuentran en el Combinado del Este

Actualmente, se encuentran recluidos en la prisión de máxima seguridad Combinado del Este, la cual se encuentra ubicada en La Habana.

El activista cubano Marcel Valdés afirmó que, esta es otra de las familias cubanas rotas por la dictadura castrista, asimismo relató que, la madre de José Luis Castillo, murió poco tiempo después de su encarcelamiento, pues padecía de cáncer y “se tiró a morir”, tras ver la injusticia que cometieron contra su familia.

“La madre del muchacho falleció unos meses después debido a que estaba enferma de cáncer y tras lo ocurrido con su familia, me cuentan que literalmente se tiró a morir, además de la falta de atención médica por represalias por ser familia de presos políticos”, acotó Valdés.

Es importante recordar que, el último informe de Prisoners Defenders precisó que, en Cuba, hay 1 027 presos políticos, de los cuales 34 son menores de edad.

TOMADO DE CUBANOSPORELMUNDO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%