Un cubano partidario del castrismo la emprendió en redes sociales contra el popular programa humorístico Vivir del cuento, transmitido por la televisión estatal, y pide que lo cierren por “burlas a las carencias del país”

Un cubano partidario del castrismo la emprendió en redes sociales contra el popular programa humorístico Vivir del cuento, transmitido por la televisión estatal, y pide que lo cierren por “burlas a las carencias del país”.

Andy Vázquez, el actor cubano que se exilió luego de la discriminación laboral sufrida por motivos políticos, compartió la publicación del usuario que se identifica como Raydel Iglesias Prieto.

Para Vázquez, suspendido del show luego de que en sus redes bromeara con la desastrosa inauguración de la tienda estatal de Cuatro Caminos, ve en el nuevo ataque indicios de una campaña para censurar a los artistas más críticos de la televisión.  

“Tenía o no mi razón cuando me sacaron a mí”, cuestionó el famoso actor del personaje Facundo, ahora en Miami.

“Querían la destrucción del programa. Cubanos no permitamos que quiten ese excelente y tan gustado programa. Opinen aquí… demostremos que el pueblo es el que manda. Compártelo mil veces”.

El post en cuestión, lleno de faltas gramaticales y ortográficas, es de una persona que se identifica como músico de restaurante Bodeguita del Medio, colaborador de la oficialista Sociedad Cultural José Martí y “artista de excelencia” del Ministerio de Cultura. Pero Iglesias Prieto, además, por lo que se ve se hace eco en su Facebook de numerosa propaganda del régimen.

“¿Camaradas amigos revolucionarios hasta cuando (sic) tenemos que ver cuanto (sic) cada semana este programa desacredita y se burla de las faltas y carencias de nuestro país?”, arremetió el castrista.

Según Iglesias Prieto, todo lo que hace el equipo de humoristas más exitoso de los últimos tiempos en la isla, se reduce a estar “atentando constantemente a todo lo que con gran sacrificio y amor nuestro pueblo sufre cada día… este programa es lo mismo la constante…”

Esta persona justifica a la dictadura y rechaza que se satirice con su ineficiencia: “debemos saber por encima de todo qué (sic) cuba vive bajo la amenaza de un injusto genocida bloqueo tenemos antes que todo dedicar a crear conciencia armonía espiritual…”

Cerró con unas palabras que huelen a amenaza: “no diré más todos conocen de lo que quiero reflejar en esta publi… con mis amigos revolucionarios compatriotas aguerridos vamos por más hasta la victoria siempre”.

En su post, que ha sido muy rechazado por miles de cubanos, reflejó las etiquetas utilizadas en sus campañas por el régimen cubano: #SomosCuba, #SomosContinuidad, #VAMOSPORMAS.

El programa Vivir del cuento, que sirvió de entrada a los hogares cubanos al personaje Pánfilo –creado por el humorista cubano Luis Silva–, es el de mayor rating en la por lo general anodina y aburrida televisión estatal cubana. Silva se las ha ingeniado para pasar subliminales críticas, y otras no tanto, por la censura del ICRT, organismo rector del sistema de medios propagandísticos del gobierno.

Donde quiera que hay un cubano regado por el mundo, se ha escuchado alguna carcajada, a veces mezclada con tristeza, por un chiste del viejito que representa las vicisitudes de sus compatriotas bajo el desastre provocado por 60 años de castrismo.

Sonriendo y reflexionando con Pánfilo, los cubanos han podido ver los temas que no se hablan en los espacios de propaganda informativa como las distintas emisiones del Noticiero de la Televisión Cubana. El show ha sobrevivido a través de la sátira costumbrista, dentro de ciertos límites “intocables” para el gobierno, pero sí choteando a los funcionarios y las instituciones.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.