Pese al embargo, en octubre la exportación de productos agrícolas de EEUU a Cuba se disparó un 91%

Cuba ocupa el puesto 63 entre los mercados de exportación de alimentos y productos agrícolas de EEUU.

Pollo de EEUU en una tienda en Cuba. CIBERCUBA

Las exportaciones de alimentos de producción agrícola de EEUU a Cuba aumentaron un 91% en octubre último, un incremento del 80,5% interanual, según cifras ofrecidas por el Consejo Económico y Comercial Cuba-EEUU.

Ese ritmo de ventas a Cuba, cuyo Gobierno tiene un embargo impuesto por Washington al que La Habana culpa de sus problemas económicos y de las carencias crónicas que sufren los habitantes del país, implica que ahora la Isla es el mercado número 63 en lo que a exportación de alimentos y productos agrícolas estadounidenses supone.

De acuerdo con un reporte del Consejo Económico y Comercial, el monto de las ventas de productos alimenticios y productos básicos agrícolas de los Estados Unidos a Cuba en octubre de 2021 fue de 22.271.632 dólares, casi el doble que los 11.607.415 de octubre de 2020 y cuatro veces más que los 3.704.369 del mismo mes de 2019.

Entre las principales exportaciones del décimo mes de 2021 estuvieron cuartos de pierna de pollo congelados; carne de pollo congelada; patas de pollo congeladas; fosfato de calcio; arroz, y frutas.

Con ello, el total de ventas de EEUU a Cuba en los primeros diez meses de 2021 ascendió a 226.712.431 dólares, casi cien millones más que las compras efectuadas en igual periodo de 2020, cuando la cifra ascendió a 137.869.727 dólares.

De manera que de diciembre de 2001 hasta la actualidad, en un plazo de alrededor de dos décadas, las exportaciones de productos básicos agrícolas y alimenticios de EEUU a Cuba ascienden a 6.545.211.487 dólares, puntualiza el reporte del Consejo.

Ello, después que una reforma de las disposiciones del embargo dispusiera autorizar la exportación comercial directa, con pago siempre en efectivo, de productos alimenticios, incluidos los de marca, y productos agrícolas de EEUU a la Isla, independientemente del propósito con que estos sean adquiridos.

A pesar de que las autoridades cubanas evitan mencionarlo públicamente, con tales cifras el «enemigo del norte» se ha convertido en uno de los principales sostenes de la alimentación de los cubanos, que sufren una crónica escasez de productos de primera necesidad, así como una inflación agravada por el paquetazo económico de la Tarea Ordenamiento.

No obstante, muchos de los productos comprados a EEUU son luego comercializados en las mejor surtidas tiendas administradas por el conglomerado de los militares GAESA, cuyos precios son en dólares, una moneda a la que la mayoría de los cubanos no tiene acceso directo.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%