Personas con “acento cubano” amenazaban con violar a esposa de un militar venezolano exiliado

  • Categoría de la entrada:Cuba / Venezuela
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Asegura que varios sujetos, algunos con acento cubano, lo golpeaban, amenazaban y gritaban.

Teniente coronel del Ejército Henry José Medina Gutiérrez, denuncia torturas por parte de personas con «acento cubano» en Venezuela / Foto: Composición Cubanos por el Mundo

Le injerencia cubana en Venezuela, especialmente en las fuerzas militares, es un secreto a voces que el régimen castro-chavista ya no se empeña en ocultar. El Teniente Coronel del Ejército, Henry José Medina Gutiérrez, un militar venezolano que relata al portal Infobae, como durante su estancia en las mazmorras de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), sufrió torturas, humillaciones y amenazas por parte de funcionarios, algunos de ellos “con acento cubano”.

Medina Gutiérrez, quien ahora se encuentra exiliado en Estados Unidos, señala específicamente al coronel Rafael Antonio Franco Quintero, jefe de investigaciones del DGCIM, de ser el encargado de ordenar a los cubanos tales torturas.

 “Ordenaba los interrogatorios que se convirtieron en torturas físicas y mentales”. Amenazaban con buscar a mi esposa para ser violada y muchas más amenazas en contra de mi familia. Escuchaba voces con acento extranjero, específicamente cubano”.

G2 cubano detrás de las torturas “más crueles” en Venezuela / Foto: Flickr

Medina Gutiérrez fue el único de los comandantes liberados del llamado Movimiento de la Dignidad del Pueblo. El militar denunció que los crueles interrogatorios estaban siendo comandados por el capitán Jonathan Becerra credencial N° 2282, adscrito a ese despacho junto con el Cap. Néstor Blanco credencial N° 0102, Ptte. Diover Salas credencial N° 3225, Tte. Jojana González credencial N° 7046, Agente/II. Reymi Moreno credencial N° 0904 y el Agente/II. José Gómez credencial N° 0815.

Asegura que varios sujetos, algunos con acento cubano, lo golpeaban, amenazaban y gritaban. Todo su proceso judicial  se llevó a cabo violando todos los estatutos legales, pues el régimen castro-chavista buscaba a toda costa castigarlo por sus “actos contra la revolución”.

“Pasé dos años en la cárcel militar de Ramo Verde, en una celda esperando fecha de juicio violando marcadamente el debido proceso y el ordenamiento jurídico legal vigente, cayendo en decaimiento de la medida y privándome de muchos derechos más como reo. En dicho centro fui objeto de torturas psicológicas y físicas cada vez que funcionarios de la DGCIM visitaban el centro a pasar requisas”.

Informe OEA: Torturas en Venezuela fueron instruidas por inteligencia cubana. Foto Infobae

Una vez liberado, era obligado a presentarse de forma regular ante un órgano militar, dónde también era víctima de humillaciones. “Durante varios días discontinuos pasaron patrullas de la DGCIM por el frente de mi residencia a baja velocidad. Salí huyendo de mi país sin decirle a nadie en lo absoluto para resguardar la integridad física de mi persona y por temor a que pudiera ser desaparecido o cualquier otra acción desfavorable”.

En Estados Unidos, logra entrar con una vista de turistas y funcionarios de migración se percatan que posee documentos de su juicio, por lo que es llevado a un interrogatorio y es allí dónde pide iniciar el proceso de asilo político por ser un perseguido de la dictadura.

El régimen de Venezuela, emplea a espías y militares cubanos para vigilar, perseguir y amedrentar al personal de las fuerzas militares venezolanas, para mantener dichos organismos bajo el yugo de los comunistas.

TOMADO DE CUBANOSPORELMUNDO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.