Periodista oficialista Pavel Otero estalla ante precios de ofrendas fúnebres: “¿Ponerle flores a un ser querido es un lujo?”

Canal Caribe

El periodista oficialista Pavel Otero, de la televisión cubana, estalló tras conocer el precio de un simple ramo de flores que pensaba ofrecer en la despedida de su abuela, fallecida en La Habana.

En redes sociales, Otero lamentó este lunes que la sociedad cubana estuviera “minada de personajes inescrupulosos que se llenan los bolsillos de la peor manera”, destacando el papel del gobierno por su presunta cruzada contra revendedores.

Sin embargo, el periodista reconoció que su experiencia personal reciente fue de las peores, al tratarse de una situación dolorosa. “Hace pocos días falleció mi abuelita y cuando llegamos a la Funeraria de Santa Catalina, aquí en La Habana, averiguamos cómo se podían encargar algunas coronas o ramos de flores para mi abuelita. Una trabajadora de la Funeraria nos indica que al doblar de la instalación estaba la floristería”, relató.  

“Cuando mi prima y yo llegamos al local, el vendedor de flores que estaba ahí nos dice que no hay coronas hasta el amanecer porque él no las sabe confeccionar. Nos explica que el otro empleado que sí sabe confeccionarlas, no fue a trabajar ese día. Sin embargo, el trabajador presente en el lugar nos dice que nos puede vender unos ramos (ramitos más bien) de flores a 600 pesos cada uno”, dijo.

Según admitió, el precio no le sorprendió en un primer momento, debido a lo cotidiano de valores exorbitantes en el país.

“Cuando abrí la billetera para pagarle los diminutos ramitos de flores al hombre, me doy cuenta que no tenía suficiente efectivo y le digo que voy a sacar dinero del cajero más cercano. Fui y cuando regresé a los pocos minutos con mi prima, el vendedor de flores me dice que mientras yo fui al cajero, él llamó por teléfono al dueño del negocio y éste le dijo que los ramitos de flores no cuestan 600, sino 1000 pesos”, detalló.

El repentino aumento exasperó al periodista, según relata él mismo. Su prima, que lo acompañaba, preguntó al vendedor si no conocía al comunicador, y entonces admitió que sí, asegurando que les dejaría los ramos a 600 “pero todos los que vengan a partir de ahora son a 1000”.

“Es increíble cómo esta gente lucra hasta en el momento más doloroso por el que pasan las personas. Les digo más. Esa noche en la funeraria de Santa Catalina, mi abuelita no era la única fallecida expuesta. Había tres fallecidos más. Y en las capillas de esos otros fallecidos no había ni una flor. Yo quise tomar fotos para luego mostrar la dolorosa escena, y no lo hice por respeto a los familiares”, dijo Otero.

“Por suerte el que sabe confeccionar los coronas no fue a trabajar, porque si los ramos son a 1000 pesos, ¿las coronas a cómo serían?”, cuestionó el comunicador, quien agregó que luego el administrador de la Funeraria fue a darle explicaciones, pero él no quiso escucharlas.

“Lo peor de todo es que por esa Funeraria pasan diariamente 4 o 5 fallecidos, y si cobran 1000 pesos por cada ramo y sabrá Dios cuánto por las coronas, esa gente se hacen millonarios a costa del dolor ajeno. ¿Será que en los funerales también está en vigor la teoría de «oferta y demanda»? Si es así, la demanda está garantizada porque todos los días se mueren varias personas. ¿Ponerle flores a un ser querido es un lujo?… Y esto que les cuento es solo en una Funeraria de La Habana. No sé en las demás, pero hago esta denuncia para alertar a los directivos de los Servicios Necrológicos del país, porque este descaro no se puede permitir. Un ramo de flores para un muerto no puede costar más que dos libras de carne de puerco. Y mira que nos quejamos de la carne de puerco, y la ponemos siempre de ejemplo”, concluyó.

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%