Tienda MLC Los Muchachos en Guantánamo

La petición publicada en el periódico guantanamero Venceremos para cambiar de lugar las confituras exhibidas en la vidriera de la tienda Los Muchachos, ha provocado otra reacción en las redes sociales, esta vez del periodista independiente Jorge Enrique Rodríguez.

¿Cambiar de sitio las golosinas para evitar el llanto de los pequeños?”, se pregunta el periodista en alusión al hecho de que solicitasen mover las confituras para que los niños que no pudieran comprarlas no las vieran al pasar por la tienda.

“Hoy quisiera que me perdonaran la aspereza, pero lo que debe cambiar de sitio [para evitar el llanto de todos] es el régimen cubano y el Partido Comunista que lo controla” añade.

El comentario de Rodríguez, sin embargo, no se queda solo en la propuesta de un cambio de régimen y sus responsables, sino que apunta a un cambio de mentalidad de toda la sociedad. “Lo que debe cambiar de sitio [volver al lugar que corresponde] es nuestro corazón y nuestra mentalidad conformista”, afirma el también corresponsal de ABC en Cuba.

“Perdónenme familia, pero ‘cambiar de sitio las golosinas’ no calmará el ansia de nuestros pequeños, sino oprimirle el deseo de degustarlas y al mismo tiempo ocultar, nosotros, nuestra cobardía por no cambiar la vidriera de nuestras vidas”.

La imagen de “cambiar la vidriera de nuestras vidas” alude a una de las más complejas transformaciones que afronta la sociedad cubana en su camino hacia la democracia. No son dulces las consecuencias de vivir bajo la tiranía de un régimen totalitario. Es amargo el despertar a esa realidad que se refleja en los cubanos tomando formas monstruosas.

De ahí que Rodríguez mencione esa estrategia del “inconsciente colectivo” de muchos cubanos, de ocultar, no querer ver, o sencillamente negar una realidad dolorosa: esa falta de libertad que se oculta tras la falsa imagen de unidad y superioridad de los “revolucionarios”. El miedo que hace callar y parecer unánime el discurso oficial.

Acerca de este mismo tema de las confituras que se exhiben ante una población que mayoritariamente no posee la moneda en las que se venden, se manifestó también el youtuber y activista cubano LGBTI+, Jancel Moreno.

“Mover una estantería no soluciona nada, esas tiendas tienen que cerrarlas YA”, expresó Moreno. “Las tiendas en MLC solo han traído eso, un apartheid eco. Todo lo que antes podíamos comprar ahora está en monedas a las que no tenemos acceso, como si las tiendas fueran para otros que no somos nosotros”, sostuvo el activista.

Tanto Rodríguez como Moreno han recibido amenazas y coacciones por parte de la policía política cubana. El primero ha sido detenido multado por supuesto desacato a la autoridad, por grabar a la policía y ejercer su profesión de periodista independiente. Por su parte, a Moreno se le ha amenazado con difundir imágenes de su intimidad, uno de los más vulgares y repulsivos actos de intimidación a los que suele recurrir el régimen cubano. Hoy 2 de noviembre se celebra el Día Internacional para Poner Fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas, y las intimidaciones y vejaciones que sufren los colegas en Cuba deben ser denunciadas.

Ambos activistas representan lo que más teme el régimen cubano, la libertad de pensamiento y de expresión. Ambos dan forma a las ideas de muchos cubanos que empiezan a cuestionar, desde las razones por las que no pueden comprar golosinas a sus hijos, hasta qué futuro les espera a estos niños si sus padres no hacen hoy lo necesario para que sean libres de desear y construir su propio bienestar.

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.