Periodista independiente Abraham Jiménez: “En Cuba comer un huevo es un lujo”

El periodista Abraham Jiménez considera que “todo lo que la gente pueda pensar que es ‘normal’, en Cuba no existe”.

Abraham Jiménez Enoa, periodista independiente cubano. (Foto: Abraham Jiménez Enoa – Captura de Facebook)

Luego de su salida de Cuba, el periodista independiente cubano Abraham Jiménez Enoa ha mantenido su línea de contarle al mundo cuál es la realidad de la isla.

El cofundador de la revista Estornudo ofreció declaraciones al diario boliviano Página Siete acerca de este tema. A la pregunta del entrevistador de cómo es la vida en Cuba respondió:

“Cuba es un país muy distinto a lo que la gente conoce conceptualmente como nación. Es un país donde hay un solo partido (…) Todos los canales de televisión, radios y periódicos están dirigidos por miembros del Partido Comunista y cuando haces periodismo fuera de esa sombrilla, pagas las consecuencias, como yo (…). En Cuba comer un huevo es un lujo, (…) todo lo que la gente pueda pensar que es ‘normal’, en Cuba no existe”.

Cuando trató de las diferencias entre el país antillano y el resto del mundo argumentó como lo que más le llama la atención es la facilidad de la vida diaria.

“En Cuba, si te quieres lavar los dientes, tienes que hacer una fila de seis horas para comprar un cepillo o una pasta. Si quieres decir lo que piensas, va a tener una consecuencia, puedes ir a la cárcel, puedes perder tu trabajo. De pronto, el curso de la vida, más allá de todas las implicaciones que significa el capital, es más sencilla y ligera en algún sentido, que la vida en Cuba. Pero a un mes de haber salido, yo no puedo saber aún cómo es la vida realmente”.

Además, le preguntaron por las protestas del pasado 11 de julio, a lo que Jiménez contestó:

“Es la primera que vez sucede, que todo el país salga a protestar, pero esa primera vez habla del nivel opresor del Gobierno cubano. Por otro lado, también habla de que la gente está cansada, que está perdiendo el miedo y que quiere un cambio, pero es muy difícil (…) A raíz de esas protestas hay más de 1.300 personas procesadas, por solamente salir a las calles a decir lo que piensan. Eso también es Cuba, un país donde decir lo que uno piensa es un delito”.

Finalizando la conversación el periodista boliviano acotó: “La imagen que proyecta Cuba es que está a la vanguardia en educación, salud y deporte, ¿qué tan real es esto?”.

“Todo eso es un sí y un no; lo fue en un momento y en la actualidad no es así, en deporte sí es una potencia, pero la mayoría de los deportistas se van al exterior porque en Cuba no hay deporte profesional y porque los pagos son paupérrimos. Y al irse, no pueden representar a la selección nacional. Eso hace que todos se vayan y la selección nacional está llena de fantasmas”.

“La salud y la educación son logros históricos. Pero no funcionan, se caen a pedazos tanto las escuelas como los hospitales, los médicos y los profesores ganan una miseria. En el tema de salud y de cómo Cuba supuestamente brinda solidaridad internacional no es así, porque Cuba les cobra a todas esas naciones y les quita a esos profesionales el 80% de su salario.

La ONU tiene varios informes en los que califica a los doctores cubanos como el retrato de la esclavitud moderna”, sentenció el periodista cubano.

Abraham Jiménez Enoa tuvo prohibido salir del país por casi cinco años. Ha sido ganador de múltiples premios de periodismo internacionales y es columnista del The Washington Post.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%