“El gobierno totalitario de Cuba tras 61 años en el poder continúa con la violación de los derechos humanos de todas aquellas personas que disientan de dicho gobierno y traten de ejercer el derecho a la libertad de expresión”

Foto archivo

MIAMI, Estados Unidos.- El PEN Club de Escritores Cubanos en el Exilio denunció ante el 86 Congreso del PEN Internacional la represión que el régimen de La Habana lleva a cabo contra escritores y periodistas cubanos, según un comunicado de prensa.

Aunque en el evento de este año, celebrado de forma virtual del 2 al 6 de noviembre, el PEN Club de Escritores Cubanos en el Exilio no puedo hacer su presentación como todos los años, sí enviaron una resolución que detalla la situación de la represión en contra de escritores en Cuba, dentro del marco del Decreto-Ley 370 de 2019 y del Decreto-Ley 349 de 2018, mediante los cuales la dictadura cubana controla todo tipo de libertad intelectual y de expresión.

En el proyecto de resolución, PEN Club citó como ejemplos los casos de Roberto de Jesús Quiñones, abogado y periodista de CubaNet, y “quien se encuentra en libertad desde septiembre de este año tras cumplir una injusta condena de un año en prisión por realizar sus labores periodísticas; del escritor Abraham Jiménez Enoa, residente en Cuba y colaborador del Washington Post, que ha recibido amenazas de parte de la policía cubana por sus reportajes; y el reciente acto de repudio realizado por turbas del régimen cubano contra la artista Tania Bruguera por expresarse en contra de la dictadura”.

El PEN Club denuncia que “el gobierno totalitario de Cuba tras 61 años en el poder continúa con la violación de los derechos humanos de todas aquellas personas que disientan de dicho gobierno y traten de ejercer el derecho a la libertad de expresión”.

Asimismo, en su texto rechaza la forma de represión que ha puesto en práctica el gobierno de Cuba en la actualidad, “consistente en golpizas brutales por fuerzas policiales y paramilitares contra los opositores pacíficos. Incluyendo asalto a las viviendas y destrucción de medios de trabajo para poder ejercer el periodismo independiente, en violación de los artículos 18 y 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos”.

El PEN Club mostró preocupación porque “el gobierno cubano mantiene vigente la Ley 88 de 1999, conocida por ley mordaza, que permite a los tribunales imponer sanciones extras y elevadas por el simple ejercicio ciudadano de practicar la libertad de expresión”.

Por ello, dice el comunicado, urgen al gobierno de Cuba la derogación “de la Ley 88 de 1999 y los Decretos-Ley 370 y 349. Abstenerse de seguir poniendo en práctica los métodos represivos, antes indicados, y el cumplimiento de los dispuestos en los artículos 13 y 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, así como cumplir el Convenio Internacional de los Derechos Políticos y Civiles que Cuba firmó en febrero del año 2008”.

Tomado De CUBANET

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.