Peligra la vida de la activista cubana Lizandra Góngora, advierten

Foto Facebook/Lizandra Góngora

La activista Lizandra Góngora Espinosa cumple hoy veinticinco días en una celda aislada en la prisión de mujeres del Guatao, La Lisa, en la provincia de La Habana y advierten que su vida corre peligro.

Góngora, de 35 años y residente en Güira de Melena, provincia de Artemisa, se unió a las manifestaciones pacíficas y antigubernamentales que acontecieron en la isla el pasado 11 de julio.

Por ello, el régimen la acusa de un supuesto acto de “Sabotaje” y “Desorden público” contra una tienda de Moneda Libremente Convertible.

“Ahora permanece castigada por haber denunciado las pésimas condiciones que enfrentan las reclusas en el penal”, denuncia Martí Noticias, en tanto añade que Góngora Espinosa está sin medicamentos, sin atención médica y descompensada.

Su esposo, Ángel Delgado, quien la pudo visitar el pasado jueves, dijo al rotativo que la activista está sin comunicación.

“Sola, enferma; le quitaron toda la ropa, una licra negra, una enguatada (para protegerse de las bajas temperaturas)”, explicó Ángel Díaz, quien además reportó que a su esposa le quitaron todo lo que pudiera servir para comunicarse con el exterior: los lápices, el lapicero y la libreta de notas.

Asimismo, aseguró que Góngora le “daba cartas y yo publicaba las inquietudes y las dificultades que ella tenía allá dentro”.

“No le dan atención médica ninguna, está enferma, está ‘largando el pelo’ (a causa de) los nervios, no hay medicamentos para darle, no hay nada, se siente mal, está agobiada ahí y la dictadura le tiene el dedito puesto”, enfatizó.

Según explica, le llama la atención que lo único que le dejaron en la celda es un espejo de cristal.

“No entiendo con qué intención le dejaron el espejo ahí, con un espejo de cristal, puede atentar contra su vida, sin embargo, eso sí se lo dejaron”, advirtió.

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%