Pasta y atún: el Gobierno cubano recibe una donación enviada desde EEUU por organizaciones afines

Anuncios

Una de las donantes es Puentes de Amor, del cubanoamericano Carlos Lazo, simpatizante del régimen.

El cubanoamericano Carlos Lazo (al centro) con la donación. ACN

Alimentos donados por las organizaciones afines al Gobierno cubano Puentes de Amor, The People’s Forum y CODEPINK, radicadas en Estados Unidos, llegaron en avión a La Habana para ser distribuidos  en el oriente del país, publica el medio estatal Cubadebate.

El reporte oficial aseguró que esa distribución será gratuita.

Cuba vive una crisis alimentaria que le ha llevado a recibir donaciones incluso desde países como San Vicente y las Granadinas, una nación caribeña con un Producto Interno Bruto (PIB) de apenas 809,7 millones de dólares.

El nuevo envío consiste en unas 18.000 libras de atún enlatado y pasta, según la nota de Cubadebate, que reprodujo las palabras del creador del proyecto Puentes de Amor, Carlos Lazo, a su llegada a Cuba.

«Miami puede ser la cuidad del odio, pero también la ciudad del amor, hay cientos de miles de cubanoamericanos que quieren a su familia, desean la normalización de las relaciones y venir aquí a crear Puentes de Amor», expresó el profesor emigrado cubano.

Puentes de amor, que tanto Lazo como la prensa oficial cubana presentan como una «iniciativa solidaria», y que ha desarrollado varias campañas a favor del acercamiento entre Washington y La Habanaestá inscrita como una entidad sin fines de lucro en el directorio empresarial del estado de Washington, donde reside el profesor. 

El proyecto opera como una ONG de conjunto con empleados del empresario cubanoamericano Hugo Cancio, cuya empresa, Fuego Enterprises Inc., fue autorizada a inscribirse en el Registro Nacional de Representaciones Comerciales Extranjeras, adscrito a la Cámara de Comercio de la República de Cuba, a finales de julio.

La escasez de alimentos, medicinas y productos de primera necesidad en medio de la pandemia de Covid-19, llevó a cubanos dentro y fuera de Cuba a pedirle al Gobierno que eliminara los aranceles aduanales para medicamentos, alimentos y artículos de aseo sin carácter comercial que los viajeros llevaran a Cuba como parte de su equipaje.

Solo después de las protestas que estallaron en varias ciudades cubanas el 11 de julio y se extendieron hasta el 13, el régimen anunció la eliminación, hasta el 31 de diciembre de 2021, de los aranceles aduanales para medicamentos, alimentos y artículos de aseo sin carácter comercial que los viajeros lleven a Cuba como parte de su equipaje.

La medida era una de las demandas de la campaña #SOSCuba, que pidió la apertura de un corredor humanitario para contribuir a paliar la situación creada por el agravamiento de la pandemia del Covid-19, y a la que La Habana se opuso y acusó de buscar generar una «intervención humanitaria».

Después de las protestas, varios gobiernos han enviado donaciones de dinero, alimentos y medicinas que el Gobierno se ha encargado de distribuir.

Dos meses después de las protestas, el régimen presumió de haber beneficiado a más de dos millones y medio de familias cubanas han recibido los módulos de alimentos que distribuyó a partir de las donaciones recibidas de otras naciones.

La aceptación por parte del régimen de la donación de alimentos realizada por estas organizaciones radicadas en Estados Unidos contrasta con su negativa a entregar a sus destinatarios la enviada, desde el mismo país, por la iniciativa Solidaridad entre Hermanos.

En diciembre de 2020, cuatro meses después de que la ayuda humanitaria recolectada en Miami para apoyar a las familias cubanas más necesitadas por la crisis alimentaria llegara a Cuba, los responsables del envío denunciaron que esta había sido confiscada por las autoridades cubanas.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.