Parlamentarios europeos piden sanciones al régimen cubano por la represión del 11J

La Eurocámara vuelve a debatir sobre la situación de los derechos humanos en la Isla.

Parlamento Europeo. EUROPARL.EUROPA.EU

El Parlamento Europeo denunció este jueves la situación en Cuba tras las protestas del pasado mes de julio, un debate que la Eurocámara ha afrontado dividido entre quienes critican el diálogo de la Unión Europea (UE) con La Habana y quienes consideran que la iniciativa es fundamental para influir en la Isla y culpan de la crisis al embargo de EEUU.

Durante la jornada se presentó una resolución pactada por grupos políticos como Renew Europe que cuenta con la mayoría en el Parlamento Europeo. El texto exige sanciones lo antes posible contra el Gobierno cubano por violaciones de derechos humanos, así como que la UE trate con carácter de urgencia la comisión conjunta del diálogo para abordar estos casos.

El Diálogo Político y de Cooperación con La Habana establecido por la UE en 2016 vuelve a ser cuestionado. Varios grupos políticos consideran que el pacto está de facto roto por el acoso del régimen cubano a los activistas y disidentes, una situación que, según alertan, no deja de empeorar.

Formaciones de izquierda han acordado presentar una resolución alternativa que pide a La Habana la liberación de todos los detenidos durante las manifestaciones y que escuche las demandas ciudadanas expresadas en las calles de forma multitudinaria, pero abogan por profundizar la relación con el Gobierno de Miguel Díaz-Canel y mantener los canales abiertos a través del «diálogo estructurado».

Este texto, al que accedió Europa Press, pone en el embargo estadounidense todo el peso de la crisis que vive la Isla y reitera la petición a Washington para que acabe con esta política.

Ya en junio pasado, tras otro debate sobre Cuba, el Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrell, respondió a las críticas, asegurando que el bloque no volvería a la estrategia de «incomunicación» con La Habana, en referencia a la Posición Común, doctrina impulsada por el presidente del Gobierno español José María Aznar, que rigió las relaciones durante 20 años.

Esta semana la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional del Poder Popular se quejó del debate en la Eurocámara. Lo calificó de «ejercicio politizado» para responder a una «agenda impuesta desde Estados Unidos».

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%