Pareja de exreclusos denuncia que no logran encontrar trabajo tras salir de la cárcel en Cuba

La pareja Tatiana Matos y Daniel Berrillé, residentes en Baracoa (Guantánamo), son exreclusos que aseguran no poder encontrar empleo tras salir de la cárcel por falta de apoyo e interés de las autoridades locales por ayudarlos a reinsertarse en la sociedad.

Matos contó que, luego de cumplir sus respectivas sentencias, ambos han ido a tramitar sus oportunidades para conseguir trabajo con los funcionarios pertinentes. Habló sobre cómo ha tratado de reanudar sus estudios nuevamente en varias ocasiones, pero que en las oficinas le dijeron que esto no era posible porque era madre. La mujer fue condenada a un año de privación de libertad por haber cometido el delito de proxenetismo.

Ella afirmó que se acercó a la sede del Gobierno local una vez con sus tres hijos, pero tampoco logró resolver el asunto.

El esposo de Tatiana, Daniel Berrillé, cumplió un año de privación de libertad como sentencia por el delito de receptación. El joven denunció que tampoco ha tenido ayuda de su familia, por lo que su falta de empleo tras salir de prisión obstaculiza las posibilidades de poner un plato de comida en la mesa para su esposa e hijos. Como no es contratado en ninguna entidad, sobrevive haciendo breves encargos y llevando mandados.

La desastrosa aplicación de la Tarea Ordenamiento, pese a que implicó el incremento de los salarios, hizo que el poder adquisitivo de los cubanos haya disminuido considerablemente debido al drástico proceso inflacionario que multiplicó los precios y eliminó los subsidios. En la actualidad, el salario mínimo en la isla es de 2.100 Pesos Cubanos (CUP) al mes y la pensión mínima es de 1.528 CUP.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%