Paramilitares en las iglesias cubanas: el régimen monta actos de repudio a los familiares de presos del 11J

Alrededor de 25 personas llegaron en vehículos estatales a la iglesia de Los Pasionistas de Diez de Octubre con ese fin.

La guagua en que llegó la mayor parte de los paramilitares, en las inmediaciones de la iglesia. ADRIÁN MARTÍNEZ CÁDIZ / FACEBOOK

Un grupo de personas se presentó el domingo en la iglesia de Los Pasionistas, ubicada en el municipio habanero de Diez de Octubre, con la intención de hacer un acto de repudio en ese recinto durante el oficio de la misa dominical, denunció un activista religioso.

De acuerdo con Adrián Martínez Cádiz, responsable de comunicación en la Pastoral Juvenil de La Habana, los sujetos llegaron al templo «en guaguas y carros estatales que arribaron alrededor de la 8:30AM y esperaban la misa de la 10 de la mañana».

En una publicación en su muro de Facebook, que acompañó con fotos de dos sujetos de civil apostados cerca de la iglesia y de un ómnibus Girón parqueado a unos metros, Martínez Cádiz indicó que uno de los paramilitares «se acercó a uno de los religiosos y le dijo que venían a realizar un acto de repudio. Alrededor de diez de estas personas entraron al templo, ocupando bancos, y otros 15 aproximadamente se quedaron fuera».

No obstante, indicó, «la misa transcurrió como de costumbre, y al terminar la celebración el grupo se retiró sin realizar el anunciado acto».

«Sin dudas un acto de intimidación promovido por un Gobierno que pone sus vehículos a disposición de los tan mal vistos e inhumanos actos de repudio contra quienes piensan diferente a las posturas oficiales», subrayó.

Martínez Cadiz puntualizó que el domingo pasado a Los Pasionistas asistieron «un grupo de familiares de presos políticos, quienes al finalizar la eucaristía pidieron libertad en una directa vía Facebook para sus seres queridos».

Asimismo, las Damas de Blanco llamaron a asistir a los templos y a tomar la calles para exigir la liberación de los cientos de presos políticos del régimen, entre ellos los más de 700 procesados por manifestarse el 11J.

Este domingo, como el anterior, varias integrantes de ese grupo sufrieron asedio policial para impedirles salir de sus viviendas y reunirse en los templos. De acuerdo con una publicación del ex prisionero político Ángel Moya, su esposa Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, estuvo detenida y desaparecida ocho horas, mientras que en varias provincias cubanas que no especificó habrían ocurrido también detenciones de activistas del grupo femenino.

La semana anterior casi una veintena de Damas de Blanco y otros activistas fueron arrestados en La Habana y Matanzas, en el día en que las mujeres opositoras intentaron volver a sus acciones dominicales tras el parón a que les obligó la pandemia de Covid-19.

Entre las arrestadas estuvo también Bárbara Farrat, madre del menor de edad Jonathan Farrat, a la espera de un juicio por participar en las protestas antigubernamentales del 11J. El esposo de Farrat pudo asistir a misa junto con otros familiares de presos del 11J en la iglesia Los Pasionistas.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%