Para no variar, escampa en Cuba pero repuntan los apagones

La Unión Eléctrica reporta una decena de unidades de generación en avería o en mantenimiento.

Un liniero trabaja en la reparación de líneas electricas. UNIÓN ELÉCTRICA / FACEBOOK

A apenas una jornada de que las intensas lluvias del fin de semana provocaran cuatro fallecidos, cientos de viviendas afectadas y unos 158.000 hogares sin servicio eléctricola estatal Unión Eléctrica (UNE) anunció que desde este lunes volverá a apagar circuitos en toda Cuba debido a «déficit en la capacidad generadora».

Según la nota oficialel país tiene al iniciar la semana una afectación máxima de 350 megawatts (MW), mientras que la peor noticia es que el domingo en la noche ocurrió «la salida imprevista de la unidad 4 de la CTE Diez de Octubre por fallo en la caldera».

Se trata de otra avería en la termoeléctrica de Nuevitas, donde a fines de mayo el bloque 6 había sufrido «una caída de la presión de aceite» y el 4 tuvo «salideros en las calderas», según se informó entonces.

Esos «imprevistos» dejaron a oscuras buena parte de la región oriental por esos días, e inauguraron un periodo de apagones de más de ocho horas en casi todo el país, que se extendieron hasta la primera semana de junio.

Ahora, según la UNE, existe una disponibilidad del Sistema Electroenergético Nacional de 2.019MW y una demanda de 2.075MW, que para el horario pico (11:00AM-1:00PM / 5:00PM-9:00PM) va a incrementarse.

Para esos horarios entraría en servicio la unidad 8 de la Central Termoeléctrica Máximo Gómez, con 70MW más, y la incorporación de 73MW en motores diésel.

No obstante, ello supondría un déficit de 288MW, asegura la nota.

A lo anterior se suma, informa la UNE, que «hasta el momento se encuentran fuera de servicio por averías las unidades 6 y 7 de la CTE Máximo Gómez, las unidades 4 y 6 de la CTE Diez de Octubre y la unidad 4 de la CTE Antonio Maceo».

Por otro lado, en mantenimiento están «la unidad 8 de la CTE Máximo Gómez, la unidad de la CTE Otto Parellada, la unidad 2 de la CTE Lidio Ramón Pérez y la unidad 6 de la CTE Antonio Maceo».

Ya «se implementan todas las medidas de restricción del consumo» en el sector estatal, indica la nota, en referencia a la limitación del horario de trabajo en algunas empresas, la imposibilidad de usar los aires acondicionados en oficinas, tiendas y diversas entidades, entre otras medidas.

Si bien la UNE no lo menciona entre las razones de la situación que vive Cuba, datos revelados días atrás indicaron que durante mayo las exportaciones de petróleo de Venezuela se desplomaron a su nivel más bajo en 19 meses, justo el mes en que los cubanos sufrieron extensos apagones.

Durante una reunión del Consejo de Ministros, Miguel Díaz-Canel dijo que aparte de las «roturas y necesarios mantenimientos que se han tenido que dar a las termoeléctricas», la principal causa de los cortes es «el déficit de combustible».

Esto incide además en la crisis del transporte público, que obliga a los cubanos a esperar horas para trasladarse. 

En la misma reunión, el ministro de Energía y Minas de Cuba, Liván Arronte Cruz, reconoció que la escasez de combustible, dada por el incremento del precio del crudo a nivel internacional, es uno de los factores que ha provocado el aumento de los apagones, achacados exclusivamente a averías y obras de reparación hasta el momento.

Arronte Cruz dijo en la Mesa Redonda que el barril de combustible cuesta actualmente alrededor de 110 dólares, un precio muy alto para el país, que tiene que comprarlo en mercados lejanos pagando hasta un 30% más de su valor original.

El funcionario cubano añadió que mantener el Sistema Eléctrico Nacional es costoso, pues solo en reparaciones y mantenimiento se deberían invertir unos 250 millones de dólares al año.

Sin embargo, el combustible de Venezuela llega a Cuba a cambio de los miles de profesionales, sobre todo médicos, exportados por La Habana en virtud de un acuerdo firmado por Fidel Castro y Hugo Chávez, que sigue en vigor.  

Asimismo, el Gobierno cubano invierte cifras millonarias en la construcción de hoteles, actividad que no se paralizó ni siquiera durante la pandemia de Covid-19. 

Al cierre esta nota, las redes sociales cubanas volvían a reportar apagones en diversos puntos de la geografía nacional.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%