Para el director ejecutivo de Meliá el Gobierno cubano fue el que mejor manejó la pandemia

Gabriel Escarrer asegura que su empresa se ‘dejará la piel’ para recuperar el negocio turístico en la Isla.

Gabriel Escarrer junto a Manuel Marrero, primer ministro cubano. MELIÁ HOTELS CUBA / FACEBOOK

Gabriel Escarrer Jaume, director ejecutivo de la cadena española Meliá Hotels Internacional, la de mayor presencia en Cuba, aseguró que de los 47 países donde está la hotelera presente a nivel mundial, «me cuesta pensar que en alguno haya funcionado mejor el manejo de la crisis del coronavirus«.

El empresario hizo esas declaraciones durante la III Bolsa Turística Destinos Gaviota 2021, con sede en Cayo Santa María, en Villa Clara, en la que esa empresa turística estatal, parte del conglomerado empresarial de los militares cubanos GAESA, busca tentar a los turoperadores para que les lleven clientes.

Según Escarrer, es una realidad «el compromiso del Gobierno cubano con la recuperación turística», y agregó que el sector privado, comenzando por Meliá, «dejará la piel en recuperar lo antes posible este maravilloso país, para que vuelva a ser lo que ha sido siempre: la perla del Caribe», citó el sitio especializado Travel Trade Caribbean.

En el evento, Escarrer entregó varias copias del libro de memorias Mi vida, de su padre y exdirector de Meliá, Gabriel Escarrer Juliá, a Manuel Marrero, primer ministro cubano. 

Meliá lleva más de 30 años operando en Cuba, donde al cierre de 2018 poseía 34 hoteles de cuatro y cinco estrellas y 14.600 habitaciones, de las cerca de 50.000 que el país tiene gestionadas por empresas extranjeras.

Con más de 350 hoteles y 100.000 habitaciones en 47 países, Meliá Hotels International es una de las principales cadenas hoteleras del mundo. La revista Forbes la ubicó en el puesto 48 entre las empresas de mayor prestigio del mundo, y como primera y única dentro de la industria de servicios de su lista.

Escarrer Jaume, junto con la alta cúpula de Meliá, están sancionados por el Departamento de Estado de EEUU desde inicios de 2020 debido a sus negocios en Cuba. En virtud de tales medidas, todos tienen prohibido entrar a ese país.

La prohibición está relacionada con las sanciones derivadas de la Ley Helms-Burton, que sanciona a las empresas que hacen negocios en Cuba con propiedades confiscadas por el régimen de Fidel Castro, y con dos hoteles que la cadena tiene en Holguín bajo litigio por la familia cubanoamericana Sánchez-Hill.

Si bien el régimen cubano insiste en que viajar a Cuba es seguro puesto que ha logrado contener la pandemia con vacunas propias, durante el verano la propagación del virus se fue de control y un número indeterminado de personas murieron debido a la escasez crónica de medicamentos y a la crisis del sistema sanitario.

Sin embargo, las autoridades apelan a la reactivación del turismo y al retorno de los veraneantes, para echar a andar una de sus principales fuentes de divisas.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%