“Papá, cuándo te volveré a tener”, dice niño cubano a su padre encarcelado tras las protestas del 11J

Esposa de preso político tras el 11J, relata lo difícil que ha sido para sus hijos la encarcelación de su padre.

Maikel Puig Bergolla, fue detenido por participar en las protestas que se originaron en el municipio Güines, Mayabeque, el 11J. Foto: Composición de CPME

Los injustos encarcelamientos tras las protestas del 11 de julio en Cuba han dejado una profunda tristeza en familiares y allegados de los manifestantes, en especial a los más pequeños de la casa, en esta ocasión, Sayli Núñez, esposa del preso político, Maikel Puig Bergolla, detenido tras el 11J, contó al medio independiente CubaNet que, su hijo menor es quien más sufre la ausencia de su padre y que, tras una visita realizada al mismo en prisión le preguntó ¿Papá, cuándo te volveré a tener?.

Según lo relatado por Núñez, lo más difícil del proceso ha sido las visitas a la prisión. Cabe destacar que, Puig Bergolla, quien fue detenido el 11J por participar en las protestas que se originaron en el municipio Güines, se encuentra recluido en la cárcel de Quivicán, ubicada en la provincia de Mayabeque.

La esposa del preso político relató que, en la última visita realizada a Bergolla este miércoles, las autoridades castristas solo permitieron la visita de uno de sus dos hijos, por lo cual, la niña, que es la mayor, permitió que su hermano fuera primero.

Núñez contó que, la visita que duró unos cortos minutos fue muy triste debido a que, el preso político y su hijo no dejaban de llorar y abrazarse.

“El encuentro estuvo súper tenso, pensé que íbamos a conversar y dialogar un poco más y que el niño iba a pasar un buen rato. Pero todas las alegrías se convirtieron en tristeza, desde que ellos dos se encontraron apenas pudieron hablar, estuvieron casi toda la visita abrazados llorando”, contó Núñez.

Preso político detenido tras el 11J se encuentra bien de salud

Según la dama, el preso político tuvo que ser en algún momento fuerte con el niño para decirle que, lo que le estaba sucediendo, no se iba a “acabar mañana”.

Pese al calvario vivido en prisión, Núñez afirmó que, Maikel Puig Bergolla se encuentra bien de salud, sin embargo, este le comentó que, anoche, casi no pudo dormir pensando en sus dos hijos.

“Tal vez mi lucha será en vano y será larga, pero debo continuar porque quedarme de brazos cruzados no es una opción”, es el mensaje del manifestante del 11J desde prisión.

Por otra parte, Sayli Núñez aseguró que, pese a las amenazas de la Seguridad del Estado, no se quedará de brazos cruzados y seguirá pidiendo la libertad de su esposo, quien fue condenado a 20 años de privación de libertad por protestar el 11J.

“Mucha gente me dice que todo esto es por gusto, pero para mí por gusto es quedarme con los brazos cruzados y no seguir intentándolo”, aseveró.

TOMADO DE CUBANOSPORELMUNDO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%