Palos Vienen, el nuevo podcast de DIARIO DE CUBA enfocado en la situación de los derechos humanos

Será un espacio para dar voz y difusión a las personas que sufren agresiones por parte de la policía política del régimen

El periodista Mario Luis Reyes. DIARIO DE CUBA

A partir de este martes 31 de mayo saldrá al aire el podcast Palos Vienen, producido por DIARIO DE CUBA y conducido por el periodista Mario Luis Reyes, con quien conversamos este lunes para conocer más a profundidad el proyecto.

¿Qué es Palos Vienen?

Palos Vienen es un podcast producido por DIARIO DE CUBA y enfocado principalmente en temas de derechos humanos.

Será un espacio para dar voz y difusión a las personas que sufren agresiones por parte de la policía política del régimen, a quienes ven sus derechos vulnerados y trabajan cada día para que esa realidad cambie.

También pretendemos documentar los abusos cometidos por las autoridades cubanas y dar espacio a todas las iniciativas enfocadas a ampliar el espectro de derechos para los ciudadanos de la Isla.

¿Por qué un podcast centrado en los Derechos Humanos en Cuba?

Cuando uno piensa en Cuba inevitablemente piensa en la dictadura más antigua del hemisferio occidental. Un país donde no hay elecciones libres desde hace más de 70 años y donde las libertades y los derechos de la ciudadanía están sumamente restringidos por una única razón: la necesidad del poder de perpetuarse.

Si bien el fenómeno de las violaciones de derechos humanos en Cuba ha sido una constante en los últimos 60 años, el contexto actual, con más de 1.000 presos políticos tras las protestas ciudadanas del 11J, la irrupción de una sociedad civil cada vez más sólida y diversa, pero a la vez amenazada y violentada por la Seguridad del Estado, nos impulsó a crear este espacio, que será de difusión de ideas e iniciativas que ayuden a ampliar las libertades en la Isla, pero también de denuncia y documentación de los abusos y violaciones que cometen las autoridades cubanas.

¿Cómo ves ese tema, el de los Derechos Humanos, en la Cuba post 11J?

Desde la huelga de San Isidro y la protesta de cientos de artistas frente al Ministerio de Cultura el 27N se avizoraban tiempos duros para la sociedad civil cubana, pero sin duda las masivas manifestaciones antigubernamentales del 11 de julio marcaron la agudización de la represión en el país, con el encarcelamiento de alrededor de un millar de ciudadanos por protestar pacíficamente, de importantes figuras de la oposición como Luis Manuel Otero Alcántara, José Daniel Ferrer y Félix Navarro, así como de la agudización de los chantajes y las amenazas para que marchen al exilio los ciudadanos que exigen más libertades al régimen.

La estrategia de la dictadura cubana tras el 11J, aunque ya se veía antes, ha pasado por encarcelamientos masivos, la normalización de las prohibiciones de salida de sus viviendas a periodistas, activistas y opositores, una retórica belicista por parte del poder político, la demolición de las iniciativas de la sociedad civil y los chantajes para que ciudadanos «incómodos» abandonen el país.

Pero también han aumentado las iniciativas desde el exilio para desenmascarar al régimen en el ámbito internacional y las denuncias de la situación en la Isla por parte de artistas visuales, escritores, músicos, científicos e intelectuales cubanos y de otros países.

¿Con qué frecuencia saldrá el programa?

El programa saldrá diariamente de lunes a viernes.

¿Qué esperas?

Espero que sea un espacio de referencia para los cubanos que luchan porque esta realidad en la Isla cambie. Que sirva para informar y educar a la población en términos de derechos políticos y ciudadanos, pero a la vez sea un espacio de denuncia de las violaciones de derechos humanos cometidas por el régimen.

Pretendo que también sirva a organizaciones internacionales y grupos intelectuales, culturales y políticos para tener un mayor entendimiento sobre la situación que viven los cubanos residentes en la Isla y en el exterior, pues incluso fuera del país los ciudadanos que plantan cara al régimen sufren chantajes y coacciones.

Por último, quisiera que fuera un espacio de documentación de las violaciones de derechos humanos cometidas por el poder en Cuba, desde las más graves hasta las más cotidianas, y a la vez de difusión de las iniciativas de la sociedad civil para cambiar la realidad del país.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%