Padre y abuela permanecerán en prisión por el presunto secuestro del niño Jorge Morales

Ambos enfrentan delitos graves por interferir en la custodia del niño

Jorge Gabriel Morales y Lilliam Morales enfrentan cargos en Miami-Dade. (Collage: Archivo del condado de Miami-Dade)

Jorge Gabriel Morales y su madre permanecerán detenidos en el condado de Miami-Dade acusados de ser responsables del presunto secuestro del niño Jorge Morales, de siete años, paciente de autismo.

El hombre y la anciana, identificada con el nombre de Lilliam Morales, fueron arrestados en Canadá junto con el menor, quien es hijo de una madre de origen cubano llamada Yanet Leal Concepción.

Ambos sospechosos fueron presentados ante una corte a cargo de la jueza Mindy S. Glazser, donde se les negó una fianza, debido a que enfrentan cargos por los delitos graves de interferencia de la custodia y remoción de un niño del estado.

El menor también es hijo de Jorge Gabriel Morales. Él se había separado de Leal Concepción luego de una relación de cuatro años y a través del divorcio pactaron un acuerdo de custodia.

Cargos contra Jorge Gabriel Morales por el presunto secuestro de su propio hijo. (Foto: Archivos del condado de Miami-Dade)

El hombre aprovechó que le tocaba convivir con el niño para llevárselo a un lugar desconocido con el apoyo de la abuela, el pasado 27 de agosto.

Además de la activación de una Alerta Amber cuando se confirmó la sustracción, el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) se involucró en el caso, ingresando al pequeño en su lista de los “10 más buscados”, específicamente en el apartado de “secuestros y desaparecidos”.

Las pesquisas y el hallazgo de una camioneta presuntamente perteneciente a Jorge Gabriel señalaban que el niño posiblemente habría sido llevado hasta Canadá y por ello se pidió apoyo a las autoridades de este país.

Una llamada anónima alertó que los buscados se encontraban en la provincia de New Brunswick, que comparte frontera con el estado estadounidense de Maine.

Finalmente, se puso en marcha un operativo que permitió el arresto en un punto situado a más de 40 minutos de una sucursal de Walmart. El niño se encontraba bien de salud y quedó bajo el cuidado de las autoridades canadienses.

Leal Concepción pudo reencontrarse de nuevo con su hijo en el Aeropuerto Internacional de Miami, el primero de noviembre, luego de un vuelo de varias escalas en el que el menor estuvo acompañado de una trabajadora social.

Antes del viaje, la madre, quien labora en el cuerpo de paramédicos del Departamento de Bomberos de Monroe, pudo hablar con el pequeño.

“Me preguntó dónde he estado, porque no sabe, no está muy al tanto de lo que está pasando. Afortunadamente, es una bendición disfrazada que viva con autismo porque pensó que estaba de vacaciones y yo le dije lo mismo”, mencionó Leal Concepción en una entrevista.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%