Padre del payaso Desparpajo: «jóvenes como mi hijo no están solos»

  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El padre de Manuel de la Cruz, el payaso “Desparpajo”, recordó que su hijo y otros jóvenes cubanos no están solos: sus padres y familiares también denuncian las violaciones de sus derechos.

El padre de Manuel de la Cruz, el payaso “Desparpajo”, recordó que su hijo y otros jóvenes cubanos no están solos: sus padres y familiares también denuncian las violaciones de sus derechos.

En un post que compartió este 13 de abril, Evelio Perdomo, declaró: “él, como otros jóvenes que en Cuba han decidido expresar lo que tantos otros no se atreven todavía, necesitan que tomemos sus voces y nos pronunciamos en su lugar, para que el gobierno y sus cada vez menos seguidores sepan que ellos no están solos”.

De la Cruz está detenido, en prisión domiciliaria, a la espera de una sanción, dentro de 72 horas, por el supuesto delito de “desacato”, luego de que la víspera fuera arrestado por segunda vez en una semana.

“Además de la prisión domiciliaria supervisada por agentes policiales y vecinos cómplices y serviles al régimen, también le prohíben a mi hijo hacer algún comentario en redes”, agregó Perdomo.  

En efecto, esta mañana la policía y la Seguridad del Estado lo interceptaron cuando esperaba un transporte junto a su mamá —la cual está tremendamente asustada, según Perdomo—, en el municipio Cotorro, cuando intentaban tomar un transporte.

La madre del joven informó a Valdés Cocho que su hijo intentó darle el teléfono, pero lo oficiales, vestidos de civil, se lo impidieron arguyendo que lo necesitaban. 

Expulsado de su trabajo

Pero la saña contra este joven no se detiene aquí. La semana pasada, De la Cruz informó a ADN Cuba que había sido expulsado de su trabajo, el Instituto Preuniversitario Urbano «Roberto Santiago Labrada Ávila», por asistir en condición de payaso a una actividad planificada por el Movimiento San Isidro para los niños de la barriada habanera.

De la Cruz había sido arrestado durante la celebración y el régimen le impuso una multa de tres mil pesos por “propagación de epidemia”.

ADN Cuba lo contactó y el joven contó que sufrió algo así como una encerrona: en su centro de trabajo le leyeron una carta en donde le decían que no era idóneo para seguir cumpliendo la labor docente.

Los mismos profesores que decretaron su expulsión le dijeron que su conducta en la escuela «había sido intachable». Esa afirmación lo convenció de que la Seguridad del Estado es la que está detrás de esta medida injusta, violatoria de todas las normas y leyes cubanas.

El MSI preparó un festejo para celebrar el cumpleaños de un niño de la zona. A la celebración invitaron a los pequeños de San Isidro, pero el régimen obstaculizó la actividad mediante detenciones arbitrarias y secuestros de varias horas, así como difamaciones en televisión nacional.

Cuando el activista Luis Manuel Otero Alcántara, coordinador del MSI, salió junto De la Cruz, vestido de payaso, a repartir caramelos y regalos, en la esquina de la cuadra donde reside varias personas vestidas de civil se le abalanzaron sobre él y se lo llevaron arrestado, a empujones.

TOMADO DE ADNCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.