Padre cubano exige que su hija no sea utilizada para propagandas de ningún tipo

  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Javier Rodríguez y foto de artículo de Granma

Un padre cubano ha exigido al Gobierno que no utilice la imagen de su pequeña hija para hacer propaganda política, luego de que el diario Granma publicara en su portada la foto de tres niños con el nombre de Fidel grabado en sus frentes.

Javier Rodríguez, cantante, músico y director del grupo de rock Extraño Corazón, escribió en sus redes sociales una “advertencia cariñosa y pública”, con la que reivindica el derecho de los padres a decidir qué valores deben practicar sus retoños.

“El rostro de mi hija menor nadie está autorizado para utilizarlo en propagandas de ningún tipo. Debería prohibirse por ley la utilización de nuestros hijos con fines partidistas y aunque el Ministerio de Educación se rige por lo que decida el PCC, somos los padres quienes inculcamos los valores en la casa, la escuela es un complemento de esa educación”, subrayó.

“Todos los que aprobaron la publicación de esta foto son unos miserables, la misma caligrafía, montage cochino y burdo… No ponen una coño…”, cuestionó.

El artista también se dirigió a los maestros de su hija y recalcó que los menores, por las características propias de su edad, no conocen ni suelen admirar a quienes se dedican a la política.

“‘Profes’ de mi pequeña, un abrazo para ustedes por aquí y mi cariño, pero tomen nota… Mi hija no es una pared o una valla pública. A esta edad nuestros hijos encuentran sus héroes en los músicos, en los deportistas, en las series infantiles, hasta en algún otro niño que sobresale, pero no jodan. Excepcionalmente un niño puede que siga a una figura política, pero de entender… No entienden absolutamente ni…”, concluyó.

El artículo de Granma tenía como objetivo atacar a los miembros del Movimiento San Isidro (MSI) que desde hace días realizan una huelga de hambre en La Habana Vieja, a quienes acusa de “utilizar niños en sus intereses políticos”.

Sin embargo, el régimen comunista imperante en Cuba siempre ha actuado como si fuera el dueño de los niños. Durante más de 60 años sus escuelas han sido centros de imposición ideológica, en las que los alumnos son manipulados y adoctrinados con una ideología obligatoria para todos, sin importar lo que opinen o deseen sus padres.

En julio, Javier Rodríguez arremetió contra el gobernante Miguel Díaz-Canel y el Partido luego de que quedara sin resolver el robo del carro a su madre en un taller del Estado, un polski del que solo dejaron la carrocería.

Siete meses antes Rodríguez había enviado una carta a Díaz-Canel para denunciar el caso, ocurrido 18 años atrás.

“No hay ni valor, ni huevos, ni vergüenza, ni humanidad”, declaró entonces.

“El Partido Comunista de Cuba es literalmente un toca pelotas… y sospecho seriamente que está cada vez más lleno de indecisos…de personajes que no acaban de salir del closet de una buena vez…por aquello del que dirán y no perder las dádivas del poder”, añadió.

Tomado De Cubanosporelmundo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.