Otro sacerdote católico alza la voz en Cuba: ‘Nuestras calles son de todos’

Home » Cuba » Otro sacerdote católico alza la voz en Cuba: ‘Nuestras calles son de todos’
Cuba

‘No tenemos el derecho de decir que nuestras calles son para unos o para otros’, advierte el diácono salesiano Maykel Gómez Hernández.

El diácono católico salesiano Maykel Gómez Hernández. CENTRO DE ESTUDIOS CONVIVENCIA/FACEBOOK

“No podemos, no tenemos el derecho de decir que nuestras calles son para unos o para otros. Nuestras calles son de todos, de todos los que nacimos aquí, estemos o no. De todos los que vivimos aquí y amamos esta tierra, tierra de Dios, tierra de la Virgen de la Caridad del Cobre”, dijo el diácono católico salesiano Maykel Gómez Hernández durante la homilía de Navidad.

El religioso, que oficia en la Parroquia de San Juan Bosco, en La Habana, agregó: “Nuestra sociedad hoy necesita el toque del amor, de un amor que una y no que desuna, un amor que integre y no que separe”.

Sus palabras, que se suman a los llamados de varios líderes religiosos cubanos al diálogo mientras el régimen incrementa la represión contra la sociedad civil independiente que exige respeto a la libertad de expresión, fueron compartidas en el muro de Facebook del Centro de Estudios Convivencia.

“Jesucristo, Palabra eterna del Padre, también hoy a nuestros días trae esa luz tan deseada. Llega a una Cuba desgarrada, en medio de tristezas e incertidumbres, en medio de pobreza y de dolores, en medio de una pandemia que a muchos les ha cobrado su vida y sin embargo llega, como aquella noche llegó a Belén”, agregó Gómez Hernández.

“Llega para otorgarnos la libertad de los hijos de Dios, que no puede ser jamás coaccionada, ni mucho menos condicionada”, dijo.

El religioso recordó que en la Isla se intentó borrar el “amor de Dios”, en referencia a la persecución de los religiosos ejercida por el régimen de Fidel Castro durante décadas, pero indicó que “aún cuando la Iglesia fue diezmada, amenazada e intimidada, ese amor siguió latiendo y el hecho de nuestra presencia aquí confirma mis palabras”.

“No podemos avanzar si seguimos levantando muros que Cristo un día derribó por ti. Necesitamos transformar nuestro corazón, necesitamos transformar nuestro pensamiento, y así será la única forma de poder transformar nuestra sociedad, una sociedad basada en Cristo, fundamentada en el amor, la comprensión y la solidaridad entre todos”, pidió. 

“Citando al Maestro Don José de la Luz y Caballero: Se tendrá que renunciar a formar ‘hombres puramente mecánicos y rutinarios’, a cambio de fundar una legión de pensadores; es decir, cualquiera que fuere la profesión a ejercer, se debía poseer la capacidad de reflexión necesaria sobre las diferentes cuestiones que conciernen a su existencia, incluidos los problemas sociales. (Caballero, Aforismos, 1960, p. 34)”, citó.

También el arzobispo de Santiago de Cuba, Monseñor Dionisio García Ibáñez, hizo referencia a los “momentos inevitables de confusión e incertidumbre”, que viven los cubanos al enviar un mensaje a las familias santiagueras el pasado 24 de diciembre en su saludo de Navidad.

En su mensaje, transmitido por la emisora oficial CMKC desde la Arquidiócesis de esa provincia, valoró la difícil situación epidemiológica y económica que el país ha sufrido a lo largo de 2020.

“Otra nota que hace diferente esta Navidad y Fin de Año es la situación económica que está afectando a nuestras familias y pueblo: el aumento de los precios, la carestía de la vida y la escasez de productos de primera necesidad (…) Es natural entonces que estemos viviendo momentos inevitables de confusión e incertidumbre”, indicó.

A mediados de diciembre, la Iglesia Católica cubana pidió “diálogo y negociación” para limar las diferencias entre los cubanos, dos semanas después de una inédita manifestación de artistas, intelectuales y activistas a favor de la libertad de expresión.

“Una buena noticia para los cubanos sería que la intolerancia dé paso a una sana pluralidad, al diálogo y a la negociación entre los que tienen opiniones y criterios distintos”, expresó la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba en un mensaje navideño.

Otra “buena noticia para los cubanos sería que se evite la violencia, la confrontación, el insulto y la descalificación para crear un ambiente de amistad social y fraternidad universal”, añadió la declaración.

El mensaje llegó después de que cientos de artistas y ciudadanos realizaran un plantón frente al Ministerio de Cultura para demandar diálogo por la libertad de expresión y creación, así como el cese de la hostilidad contra los que disienten del Gobierno.

Los artistas reaccionaron así al allanamiento policial de la sede del Movimiento San Isidro y el desalojo de los activistas que allí protagonizaron un plantón y huelga de hambre en reclamo por la liberación del rapero Denis Solís, condenado a ocho meses de prisión bajo un presunto delito de desacato.

Tomado De DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: