Otro preso político cubano del 11J se declara en huelga de hambre en Villa Clara

El Gobierno de EEUU manifiesta preocupación por los juicios a 39 manifestantes del 11J esta semana en Cuba.

El preso político cubano José Rodríguez Herrada. GUILLERMO DEL SOL/FACEBOOK

El preso político cubano José Rodríguez Herrada inició el lunes una huelga de hambre en la cárcel villaclareña conocida como «El Pre». El manifestante reclama que se invaliden los falsos testimonios en su contra ofrecidos por testigos de la Fiscalía en el juicio celebrado los días 22, 23 y 24 de noviembre de 2021.

«El pasado día 20 fui a la visita y allí él me dijo que el 24 de enero se iba a poner en huelga de hambre, en protesta por las falsas acusaciones que le hicieron«, dijo a su esposa, Yakelin Licor Viera, a Radio Televisión Martí.

«Este miércoles me llamó un interno de donde está mi esposo, y me dijo que ya hace dos días estaba en huelga de hambre«, añadió.

El medio se comunicó con la prisión El Pre, pero el oficial de guardia dijo que no daban información sobre «reclusos en ayuno voluntario».

Rodríguez Herrada es uno de los cinco manifestantes juzgados en el Tribunal Provincial de Villa Clara por el supuesto delito de desórdenes públicos, tras expresar pacíficamente su inconformidad con las políticas del régimen cubano durante las protestas en Caibarién.

El 27 de diciembre se hizo firme la sentencia de tres años y seis meses de privación de libertad, que fue entregada a su destinatario el 3 de enero.

Según el documento de la sentencia 137 de 2021, el jefe de sector de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) de la localidad, Ariel López Águila, y Yandier Moreno Urbay, político del Ministerio del Interior en el territorio, afirmaron que José Rodríguez Herrada, junto a los opositores Carlos Michael Morales y Javier Delgado Torna lideraban a un gran grupo de personas que «proferían consignas contra el Gobierno» e incitaban a otros vecinos a unirse a la Marcha.

Los tres acusados reconocieron su participación en la demostración, «sin que tuvieran algún enfrentamiento ni con los órganos policiales, ni con los revolucionarios», pero no admitieron haber sido los protagonistas de la protesta, sino que «se sumaron a un grupo de jóvenes que ya habían iniciado tales actos».

Según la legislación cubana, incurre en falso testimonio el testigo que faltare a la verdad en sus declaraciones en una causa judicial y será castigado con penas de prisión de uno a tres años o multa de 300 a 1.000 cuotas. Si la declaración falsa se presta en proceso penal y resulta de ella un perjuicio grave, la sanción es de privación de libertad de tres a ocho años.

Además de Rodríguez Herrada, se encuentran en huelga de hambre los prisioneros del 11J Luis Manuel Otero Alcántara, en La Habana; William Manuel Leyva Pupo, Yosvany Rossell García, Cruz García Domínguez, en Holguín, y Chadrian Vila Sequín, en Matanzas.

Esta semana, del 24 al 28 de enero se celebran cuatro juicios en las provincias de La Habana, Mayabeque y Matanzas, en los que son juzgados 39 manifestantes del 11 de julio «por los delitos de sedición, sabotaje, desórdenes públicos, desacato, atentado y ultraje sexual», según informó el grupo Justicia 11J.

El miércoles, el subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Brian A. Nicholsexpresó su preocupación en Twitter por esas 39 personas que se enfrentan a juicios ejemplarizantes esta semana por protestar pacíficamente.

Nichols hizo un llamado al Gobierno cubano para que respete el derecho de los manifestantes de tener un juicio justo, «un derecho universal». Dijo que es indispensable que las autoridades respeten los derechos de los manifestantes, que «todos los países los deben proteger y defender».

En varias oportunidades, el funcionario de Estados Unidos ha criticado los juicios a los manifestantes del 11J. Ha condenado los casos en los que el acusado es menor de edad.

Igualmente, ha denunciado el acoso a los familiares que piden un juicio justo para los manifestantes, como es el caso del preso político Andy García Lorenzo, cuya familia ha sido detenida por exigir pacíficamente su liberación.

El Consejo para la Transición Democrática en Cuba (CTDC) denunció el miércoles que «el Gobierno cubano está reproduciendo el peor rasgo de las revoluciones: el terror» en referencia a los juicios ejemplarizantes a los manifestantes del 11J, en una declaración en la que denunció los casos de los activistas Félix Navarro y su hija, Sayli Navarro. Ambos son enjuiciados esta semana en Matanzas.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%