Otra explosión de una moto eléctrica en Cuba: muere un bebé y su madre permanece grave

El incidente, ocurrido en Santa Fe, La Habana, se produjo mientras el vehículo recibía carga en el interior de la vivienda.

Una moto eléctrica incendiada tras su explosión. CUBADEBATE

La explosión de una moto eléctrica ocasionó la muerte de un bebé en Santa Fe, La Habana, y la hospitalización en estado de gravedad de su madre.

«Tragedia en Santa Fe, Playa, La Habana. Mi pueblo de Santa Fe, mi amado rincón, amanece de luto, cuando esta mañana, una moto eléctrica en plena carga provocó un incendio en una casa en Los Bajos de Santa Ana, resultando muerto un bebé y su madre con graves quemaduras«, informó en su perfil de Facebook el actor, cantante, presentador y activista cubano Erich Concepción Quicutis.

«El padre, un joven de 30 años, quien perdió todo, incluido su hijo, está devastado totalmente y Santa Fe se moviliza para brindar su ayuda a este muchacho. Cualquier donación posible, háganmela llegar, para enviar de inmediato el dinero con el que al menos este muchacho pueda hacer más ligera la carga de semejante tragedia», añadió Concepción, aunque en una publicación posterior explicó que los afectados se negaron a recibir dinero.

«Atención. La familia de Santa Fe que perdió a su hijo en el incendio agradece a todos la preocupación y sus condolencias, pero piden que no se les envíe dinero. Respetando su voluntad, agradezco a todos los que han donado y les devuelvo el dinero», escribió.

En Cuba se registraron en 2020 un promedio de dos incendios de motos eléctricas al día. Las muertes provocadas por los incidentes fueron numerosas.

A inicios de mayo de 2021 falleció Cris Ángel Lorenzo Hernández, un niño de siete años que se encontraba en estado de gravedad tras el incendio de una moto eléctrica dentro de su vivienda, ubicada en la provincia de Sancti Spíritus. Su abuela también murió en el incidente y su madre resultó gravemente herida, con quemaduras en el 53% del cuerpo.

El origen de este tipo de siniestros podría estar asociado con las reacciones generadas por el litio, un componente que se encuentra en el interior de las baterías y que es explosivo cuando se violan los parámetros técnicos, afirmaron fuentes expertas vinculados a la Jefatura Provincial de Bomberos de Sancti Spíritus al periódico local Escambray.

«Las baterías detonan en cualquier parte, existen reportes de hechos en plena vía pública, durante el tiempo de recibir la carga, en estado de reposo dentro de un local cerrado, en el patio de una vivienda, en las manos de una persona e, incluso, se han dado casos de incendios en motos que han estado meses sin rodar, pero todos guardan relación con los malos procederes», afirmaron los especialistas del Cuerpo de Bomberos.

El mayor Ernesto Triana Caturla, jefe del Comando Provincial, con 28 años de experiencia en esta actividad, dijo que «del total de incendios ocurridos en motorinas durante el 2020, a siete se les habían adaptado las baterías, mientras que de las 17 del presente año, ocho fueron objeto de algún tipo de inventiva».

Según la información oficial, las marcas de ciclomotores más explosivas son las Águila y Mizuzuki, con seis detonaciones durante el 2020 e igual número en los primeros cuatro meses del 2021.

La popularidad de este tipo de vehículos en la Isla se debe a la posibilidad de importación por parte de ciudadanos cubanos, lo que, a diferencia de los automóviles, los coloca a precios más accesibles. Además, el Gobierno cubano también las comercializa en tiendas en Moneda Libremente Convertible. Pese a los riesgos, las motos eléctricas constituyen un alivio para los cubanos agobiados a la hora de moverse ante la crítica situación del transporte en Cuba.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%