Otra dura petición fiscal contra un joven cubano arrastrado y golpeado por pedir libertad el 11J

Anuncios

Yeremis Salsines Janés podría pasar entre 12 y 14 años de cárcel por manifestarse contra el régimen en San Antonio de los Baños.

Yeremin Salsines Janés, preso por manifestarse en 11J en San Antonio de los Baños. MARCEL VALDÉS/FACEBOOK

La Fiscalía del régimen cubano pide 14 años de cárcel para el joven cubano Yeremis Salsines Janés, otra dura petición de condena contra los participantes de las protestas ciudadanas que se generaron el pasado 11 de julio en más de 50 ciudades y pueblos de la Isla.

Salsines Janés, 31 años y de la provincia Artemisa, «sufrió un arresto violento» en las manifestaciones del pasado 11 de julio. «Recibió una golpiza de parte de las brigadas antimotines», denunció en su perfil de Facebook el activista Marcel Valdés, quien da visibilidad a casos de detenidos durante las históricas protestas.

Valdés denunció que Salsines Janés sufrió heridas en su cabeza durante su detención y que «fue arrastrado casi desmayado hacia el camión donde se llevaban a los manifestantes».

«Después, cuando lo trasladan a la prisión donde se encuentra ahora, también fue golpeado», añadió.

«La petición fiscal es de 14 años, una barbaridad porque Yeremin solo se manifestó pacíficamente pidiendo libertad, se encuentra en la prisión de máxima seguridad de Guanajay», dijo.

El caso de Salsines Janés está documentado por la asesoría legal Cubalex, que ha registrado hasta el momento más de 1.130 detenciones durante el 11J.

Cubalex, sin embargo, señaló que la petición fiscal es de 12 años de cárcel, que continúa siendo una muy severa petición de condena.

La detención de Salsines Janés ocurrió en San Antonio de Los Baños, cuando se estaba manifestando junto a otros jóvenes en las afueras de la estación policial de Artemisa y llegó un camión con las conocidas como Boinas Negras.

Cobalex confirmó que fue «brutalmente golpeado, lo que le ocasionó una lesión con brote de sangre en su cabeza».

«Fue conducido hacia un calabozo de la estación policial de Artemisa, donde agentes uniformados continuaron dándole golpes. De ese centro fue conducido en un camión-jaula —donde también recibió maltrato físico— hacia la unidad de la División de Investigación Criminal y Operaciones de esa provincia. Posteriormente fue trasladado a la prisión de máxima seguridad del municipio Guanajay, bajo la medida cautelar de prisión provisional, hasta la celebración del juicio», añadió Cubalex. 

Las autoridades del régimen acusan a Salsines Janés de los supuestos delitos de «desorden público, desacato y atentado», indica el Expediente de Fase Preparatoria con número 514. Según testimonio recogido por Cubalex, al parecer acusan al joven de haberse colgado del camión policial en marcha, por la parte del chofer.

El presidente del Tribunal Supremo, Rubén Remigio Ferro, dijo que manifestarse en Cuba, lejos de constituir un delito, es un derecho constitucional. Sin embargo, muchos de los que lo ejercieron entre el 11 y el 13 de julio han sido acusados de desórdenes públicos e instigación a delinquir

Pese a que las imágenes de las protestas ocurridas muestran que la mayoría de los manifestantes actuaron de forma pacífica, a muchos se les han agregado cargos de atentado, con lo que las condenas son más severas.

Recientemente, el Centro Cubano de Derechos Humanos denunció en un informe sobre los presos de las protestas del 11 de julio que «los delitos más utilizados por la dictadura para poder penalizar a los manifestantes son ‘desórdenes públicos, atentado, desacato e instigación a delinquir'», pero también «sedición, difamación de las instituciones, héroes y mártires y evasión de presos o detenidos», con los que se busca sentencias de mayor rigor.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.