Osorbo responde amenazas castristas: “no pienso cerrar mi boca”

  • Categoría de la entrada:Cuba / Habana
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El rapero contestatario y activista Maykel Castillo, conocido artísticamente por el alias de “Osorbo”, respondió a las amenazas del castrismo de procesarlo penalmente en represalia por la protesta del domingo 4 de abril

El rapero contestatario y activista Maykel Castillo, conocido artísticamente por el alias de “Osorbo”, respondió a las amenazas del castrismo de procesarlo penalmente en represalia por la protesta del domingo 4 de abril en el barrio San Isidro.

El martes, emitieron un programa radial en el que la vocera del régimen Arleen Rodríguez habló de “las más recientes provocaciones de Maikel (sic) y Luis Manuel Otero Alcántara ocurridas en San Isidro y algunas manifestaciones de desacato”, seguido de lo cual mencionó la existencia de denuncias “formales” contra el rapero por varios delitos, añadiendo el de supuesta “propagación de epidemias”. El mismo discurso ha sido repetido luego en foros y medios de propaganda gubernamental, incluido un comentario del jueves en la noche del oficialista Humberto López en el Noticiero Nacional de Televisión.

A la “tormenta perfecta” que está construyendo el castrismo en torno a Osorbo, para justificar un caso judicial en su contra, responde el artista: “Seguridad del Estado, ministro del orden interior, los veo inflandoooo con nosotros, de nuevo te recuerdo para que no se te olvide, se meten con uno y se meten con todos”.

“Yo frente a la injusticia que choca, no pienso cruzar mis manos y tampoco cerrar mi boca”, añadió en un post en su página de Facebook oficial.

Maykel Osorbo deseó “fuerza” a la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) en huelga de hambre, al Movimiento San Isidro (MSI) –al que pertenece y que está sumido en una ola de detenciones arbitrarias–, a los “acuartelados de San Isidro” y al grupo de intelectuales y artistas independientes 27N.

“Estamos puestísimos. Patria y Vida…”, cerró su post el rapero al que la dictadura ha convertido en “enemigo público”, por su frontalidad denunciando los abusos del castrismo y el apoyo popular que tiene.

Recientemente el rapero afirmó en una entrevista con el popular presentador e influencer Enrique Santos: “El cambio real, radical a una democracia va a venir del cubano que está dentro de la isla”.

“Nunca voy a criticar a nadie que esté en el exilio porque aquí [en Cuba] se calló la boca, porque yo he sentido miedo, como lo sintieron tus padres, como lo sintieron tus abuelos”, dijo a Santos quien es de origen cubano.

Osorbo afirmó que su “deber, aunque pierda el cuerpo, aunque pierda la vida es decirle al cubano que está dentro de la isla: ¡Basta ya! Tú tienes que salir para la calle, no le digas más al que está en Estados Unidos ‘por qué no vienes para acá’”.

Osorbo avergonzó al régimen

El artista iba a ser detenido arbitrariamente y con violencia el domingo 4 de abril, cerca de la sede del MSI, pero se rehusó. Escapó con las esposas a medio poner en sus manos y gracias a la ayuda de varios ciudadanos, que además denunciaron en directo por Facebook el abuso policial.

El sábado 3 de abril, el artista había sido víctima de una golpiza mientras era arrestado sin motivos por la Seguridad del Estado, y decidió romper el ciclo de arrestos arbitrarios a los que el régimen tiene sometido a varios activistas. A su legítima defensa ante las violaciones de la policía del régimen, le siguió un cerco a la sede del MSI en Damas #955 (Habana Vieja), por patrullas a ambos lados de la calle, que se vieron obligadas a retirarse por el amplio apoyo popular.

Se monta un caso penal

El castrismo podría montar una causa al rapero en represalia por esos sucesos. En la emisora oficialista Radio Rebelde, Arleen Rodríguez Derivet junto con su invitado Reinier Duardo (otro vocero castrista) dijeron que el apoyo de los vecinos de San Isidro a los artistas era resultado de “provocaciones para que se genere un estallido social en el país”.

Arleen Rodríguez aseguró en el podcast: “Por lo pronto ya hay personas como Alfonso Ramírez López, ciudadano cubano de 39 años que en pleno goce de sus facultades físicas y mentales ha dicho que denuncia formalmente al ciudadano Maykel Castillo por varios delitos, entre ellos el desacato, para no hablar ya que andaban sin nasobuco [mascarilla], que generaron aglomeraciones, etc.”

La abogada Laritza Diversent, directora de Cubalex, explicó a ADN Cuba que en la isla un proceso como el que construyen contra Osorbo “tiene todas las posibilidades de prosperar, teniendo en cuenta que es un país donde no existen tribunales independientes. El Ministerio del Interior controla los tribunales, a los fiscales… Mover la maquinaria judicial contra un activista es algo común en el sistema cubano”.

ADN Cuba rastreó en las redes sociales al supuesto demandante, y encontró sendas cuentas en Twitter y Facebook, donde no existen fotos personales de quien se identifica como Alfonso Ramírez López. Quien está detrás de esa identidad solo replica contenidos propagandísticos del régimen.

“Después de conocer e informarme bien de lo sucedido (…), de darme cuenta de la burda manipulación e infamia llevada a cabo por los miserables mercenarios made in USA de (…) San Isidro”, publicó el mismo domingo el mencionado perfil, el supuesto Alfonso Ramírez López denunció que el artista habría cometido “varios delitos que implican una importante peligrosidad social”.

El post de Ramírez, fue compartido por perfiles similares en grupos pro gubernamentales en redes sociales.

Poco después de ocurrido los hechos del domingo, el abogado cubano Eloy Viera Cañive señaló que en la acción del rapero “no hay delito de Resistencia. Ante una detención arbitraria la resistencia solo tiene un nombre: legítima defensa”.

Sobre el delito de “propagación de epidemia”, otro de los que se le imputaría, Diversent añadió a ADN Cuba: “Recordemos que después del 27N el presidente [Díaz-Canel] fue a un parque, se quitó la mascarilla sanitaria, hubo aglomeración… El jurista Julio Ferrer presentó una demanda a la fiscalía contra el presidente y le respondieron que en ese momento no había propagado la epidemia, que no había delito porque no hubo ningún contagio. ¿Entonces, ahora con Maykel sí quieren procesarlo, entre otras cosas porque en algún momento no llevaba el nasobuco?”

Según la especialista se trata de la selectividad de la ley. “Están utilizando la ley, la norma legal, para perseguir, como un arma de castigo para doblegar, callar, silenciar”.

TOMADO DE ADNCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.