Oscar Casanella sobre fin de su huelga de hambre: “Me importa más la vida de mi hijo y de mi esposa que la mía propia»

El activista Oscar Casanella

El activista cubano Oscar Casanella ha argumentado los motivos por los que abandonó la huelga de hambre que había iniciado el 18 de noviembre en la sede del Movimiento San Isidro, y ha explicado en detalle cómo se siente ante esa decisión.

En una publicación compartida en Facebook, Casanella indicó que no fue “nada fácil” dar por terminada su huelga, pero precisa que respondió a la presión recibida principalmente de su esposa.

“Me importa más la vida de mi hijo y de mi esposa que la mía propia y me siento culpable y egoísta cuando ellos se preocupan, se inquietan y se descompensan psicológicamente tanto al estar solos como al pensar que mi vida está en peligro”, explica; ha dicho también que quisiera tener la posibilidad de clonarse y “ser ubicuo” para tampoco dejar atrás a su compañeros.

“Al abandonar la huelga y regresar a casa junto a mi esposa y mi hijo, dejando a 14 amigos dentro de la sede de San Isidro sitiados y acosados por la policía política, se han mezclado dentro de mí, amor, indignación, preocupación, angustia e impotencia”, precisa.

“Es imposible sentirme bien conmigo mismo”, confiesa, e insiste en que desearía poder estar al mismo tiempo en San Isidro con los restantes activistas y estar además junto a su esposa y a su hijo “ayudando y educándolo”.

Oscar Casanella dice estar seguro de que “si muchos cubanos, miles de cubanos, hacen un poquito para lograr la liberación de Denis Solís González se podrá lograr tanto la libertad de este cantante cómo salvar la vida de los valientes patriotas cubanos inmolados en San Isidro en nombre de Denis y del pueblo”.

Opina que la represión de los últimos días no puede continuar, que “Cuba tiene que cambiar ya” y que es responsabilidad de sus ciudadanos lograr una transición hacia la democracia, hacia una república “con todos y para el bien de todos”.

En un audio enviado a la prensa independiente el martes, Casanella dio a conocer abandonaba la huelga de hambre que había iniciado hace casi una semana “por presiones familiares fundamentalmente”.

Casanella dijo que su ánimo y su estado físico y mental era bastante bueno a pesar de la cantidad de días que llevaba sin ingerir alimentos, y precisó que si no hubiera sido por la influencia de su familia habría seguido. No obstante, aclaró que persistiría, aunque fuera desde lejos, en el objetivo de lograr de alguna forma seguir luchando por la liberación de Denis Solís González y «por muchos otros derechos humanos que la Dictadura cubana nos viola día a día”, afirmó el opositor.

Tras el anuncio de Oscar Casanella, permanecen en huelga de hambre y sed, Luis Manuel Otero Alcántara y Maykel «Osorbo» Castillo, que preocupan especialmente por su deteriorado estado de salud. Continúan en huelga de hambre, además nuestra colaboradora, Iliana Hernández, el activista Esteban Rodríguez y la poeta cubana, Katherine Bisquet.

A punto de cumplirse una semana del inicio de la huelga de hambre por miembros del Movimiento San Isidro, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, instó este martes al gobierno cubano a liberar a Denis Solís, y a terminar el hostigamiento contra los huelguistas.

Tomado De CIBERCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%