Operativo encubierto permite el arresto de un proxeneta de origen cubano en Miami

El hombre ahora enfrenta tres cargos y se encuentra detenido en una cárcel de Miami-Dade

Reinier Rivalta enfrenta tres cargos por prostituir a una mujer en Miami. (Foto: Archivos del condado de Miami-Dade)

El joven cubano Reinier Rivalta, de 29 años, compareció en una corte este martes, tras ser detenido por prostituir a una mujer en un hotel de la ciudad de Miami, informó América TeVé.

Según el reporte policial, un agente encubierto se encargó de arrestar a este proxeneta, que cobraba a los clientes una cantidad de 250 dólares para que sostuvieran relaciones sexuales con la mujer durante una hora.

El oficial, haciéndose pasar por un cliente, fue conducido hasta el hotel Aloft, situado en la calle 32 del noroeste y la avenida 107, en el Doral, donde realizó el pago y momentos después detuvo a Rivalta.

La orden de detención se puso en marcha luego de una investigación en la que se descubrió que el joven arreglaba y promocionaba las citas a través de Internet.

Cargos contra un joven cubanos por prostituir a una mujer en Miami. (Foto: Captura de archivos del condado de Miami-Dade)

Al ser presentado ante la jueza Mindy S. Glazer, el acusado mencionó que prefería participar en la audiencia con la presencia de un abogado pagado por él mismo, pese a que no tiene un empleo fijo.

Un vecino del joven envió a una persona a pagar la fianza del detenido, establecida en 13.500 dólares, pero la fiscalía solicitó una investigación para saber si el dinero para el depósito tiene un origen legal.

Rivalta permanece privado de su libertad en la cárcel Turner Guilford Knight, mientras enfrenta cargos por prostitución, uso ilegal de un dispositivo de comunicaciones y dirigir a otra persona un lugar para la prostitución.

Este caso es similar a uno reportado en la ciudad de Medley, donde una joven, de 19 años, fue rescatada por policías que llegaron hasta un hotel, ante una llamada de auxilio, debido a un supuesto robo a mano armada.

Los oficiales comenzaron a investigar la escena del asalto y se dieron cuenta de que había una situación que podría relacionarse con el tráfico de personas.

Al final quedaron bajo arresto Grettel Cáceres-Greco, de 30 años, y Raúl Jiménez Rodríguez, de 40, quienes cobraban a la joven un total de 35% de las ganancias y también le suministraban drogas hasta convertirla en adicta a las metanfetaminas y a la cocaína.

Cáceres-Greco recibió los cargos de tráfico humano, prostitución y uso de un dispositivo con fines ilegales; mientras que Jiménez Rodríguez enfrenta los mismos y otras acusaciones. Un mes después, las autoridades detuvieron a una mujer llamada Junet Infante-Madruga, a quien el hombre le pidió que amenazara a la familia de la víctima con el objetivo de un cambio de declaraciones.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%