El Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de Naciones Unidas dictaminó que la privación de libertad del opositor José Daniel Ferrer fue arbitraria, y que se llevó a cabo sólo por el ejercicio de derechos que son fundamentales

El Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de Naciones Unidas, tras meses de litigio entre la organización no gubernamental Prisoners Defenders (PD) y el régimen de Cuba, dictaminó que la privación de libertad del opositor José Daniel Ferrer fue arbitraria, y que se llevó a cabo sólo por el ejercicio de derechos que son fundamentales (libertad de opinión, expresión, reunión y participación política, entre otros).

En un comunicado de PD, se señala cómo los relatores de la ONU certificaron que es imposible invocar fundamento jurídico alguno para la detención de Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu). En las conclusiones de la ONU, se reconoce que lo privaron del derecho a un juicio imparcial y su sentencia ha sido resultado de una discriminación de pensamiento y opinión.

La ONG considera que “el organismo de la ONU va mucho más allá, y describe lo que en el Estatuto de Roma conforma la definición de crímenes de lesa humanidad de ‘encarcelación’ arbitraria, ‘tortura’, ‘desaparición forzada’, ‘persecución’ y ‘otros actos inhumanos’”.

Asimismo, los relatores de la entidad internacional explicitaron que “la detención del Sr. Ferrer García se encuadra en la práctica sistemática de detenciones arbitrarias, que este Grupo de Trabajo ha podido observar, llevadas a cabo por las autoridades en Cuba durante décadas, en contra de personas que pertenecen organizaciones de la sociedad civil y agrupaciones ciudadanas o que participan en actividades públicas y comunales que resultan incómodas para las autoridades gubernamentales”.

“El Grupo de Trabajo quisiera destacar que este no es el primer caso sobre privaciones arbitrarias de la libertad en Cuba que ha analizado en los últimos años. Las conclusiones alcanzadas en las opiniones del Grupo de Trabajo respecto a Cuba muestran un problema sistemático de detenciones arbitrarias”.

Según los documentos compartidos por PD, el Grupo de Trabajo “fue convencido que al momento de su detención y con posterioridad a ella el Sr. Ferrer no pudo acceder ni contactar con abogado de su elección, pero que además fue coaccionado mediante amenazas y torturas a firmar una confesión”.

Para la reparación, el organismo de la ONU deja claro que “el remedio adecuado sería el dejar inmediatamente sin efecto la orden de arresto domiciliario contra el Sr. José Daniel Ferrer García restaurando su libertad plena, así como concederle a Sr. José Daniel Ferrer García el derecho efectivo a obtener una indemnización y otros tipos de reparación”, e “insta al Gobierno a tomar medidas urgentes para garantizar su liberación plena e inmediata.”

PD señala que esta sentencia da la razón al Parlamento Europeo y su Resolución multipartidista de 28 de noviembre de 2019 “Cuba, en particular el caso de José Daniel Ferrer”; al Departamento de Estado de los Estados Unidos por apoyar la libertad de Ferrer; al Secretario General de la OEA Luis Almagro por apoyo de Ferrer, y a otros políticos internacionales, entre ellos a Joe Biden, proyectado por los medios como nuevo presidente de Estados Unidos, quien según PD “dio un gran impulso al haber apoyado esta causa justa”.

“Actualmente Ferrer tiene su casa rodeada de agentes y es detenido cuando sale de ésta”, denunció la ONG.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.