Ola de apoyo a jurista cubano Julio Fernández Estrada tras difamaciones del régimen

  • Categoría de la entrada:Cuba / Habana
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El doctor en Ciencias Jurídicas Julio Antonio Fernández Estrada, quien fue apartado por el régimen de su carrera de profesor en la Universidad de La Habana por sus columnas en medios independientes, ha recibido un fuerte apoyo tras las difamaciones del régimen cubano en medio estatales

El doctor en Ciencias Jurídicas Julio Antonio Fernández Estrada, quien fue apartado de su carrera de profesor en la Universidad de La Habana por sus columnas en medios independientes, ha recibido un fuerte apoyo tras las difamaciones del régimen cubano en medio estatales, por su asesoramiento al grupo 27 N, integrado por los artistas y activistas que participaron en el plantón frente al Ministerio de Cultura e intercambiaron con el viceministro Fernando Rojas,  en protesta por la represión contra el Movimiento San Isidro y por más libertades en Cuba.

“Hoy llegué a mi casa y me enteré de que en el Noticiero del mediodía le tocó el turno a mi hermano Julio Antonio Fernández Estrada dentro de la campaña mediática difamatoria que hace días hace el sistema informativo oficial. No sé qué dijeron con exactitud, pero sé que la intención (y probablemente la forma) fue la peor. No sé si quiero, si debo, ver lo que pusieron. Pero sé bien claro dónde está el bien y dónde está el mal a mi alrededor”, señaló en redes sociales Juliette Isabel Fernández Estrada.

“(…) mi hermano es uno de los tantos profesores universitarios que el Gobierno ha despojado del derecho y la posibilidad de hacer lo que considera su mejor aporte a este mundo: darles clases a futuros juristas. Pero más que eso, para quienes no lo conocen, mi hermano Juli es la bondad y la honestidad hechas persona. Cuando a muchos en Cuba nos gana el resentimiento por las violaciones de derechos que tenemos que aguantar, mi hermano conserva su mirada desde la nobleza y la conciliación. Cuando a muchos nos gana el desencanto y la falta de fe en el poder, él sostiene la esperanza de un país gobernado con justicia. Es de una persona así de quien difama ahora el Noticiero de la televisión cubana”, añadió en su perfil personal en Facebook.

En tanto, el también profesor universitario Hiram H. Castro, sostuvo: “Quienes te conocemos como amigo. Quienes fueron tus alumnos. Quienes te escuchamos y leemos sabemos que eres la encarnación del civismo y que en todo lo que haces está el amor a la patria. Paren el linchamiento mediático”.

El periodista independiente Boris González Arenas, añadió en Facebook: “Hoy ha sido atacado en la televisión cubana el hermano de mi esposa. Persona que quiero entrañablemente. Es él el asesor jurídico cuya presencia demanda el grupo de los 32. Sucede que Julio Antonio Fernández Estrada es más que un asesor jurídico, es un intelectual preclaro y un ser humano inigualable. Los que le han injuriado pertenecen a la hez inmunda que ha quedado para defender al castrismo. No les insulto más, porque este es un post sobre Julio Antonio, y no aprobaría que en su nombre siguiese haciéndolo”.

En respuesta a las difamaciones Julio Fernández Estrada, respondió en un texto publicado por El Toque: “Los juristas no solo son ciudadanos con ideas políticas e intereses cívicos, sino que son ciudadanos obligados a brindar un servicio de acompañamiento como el que me pidieron los miembros del 27 N”.

“No voy a odiar a los que me acusan de ser un asalariado de organizaciones que no conozco y de escribir lo que me ordenen. Lean, los que me agreden, lo que escribo, e imaginen a un pagador haciendo un guion para mis artículos. La justicia está aquí, conmigo, me mira con ojos de esperanza y me sopla al oído una verdad como un canto: Cuba se salvará del odio y la violencia si la constancia de Themis y la energía de Dike no cesan. Cuba se salvará del rencor, de la incomprensión entre hermanos y hermanas, de la soberbia del poder y del rencor de los dañados, con todos los derechos para todas las personas, con toda la justicia posible para cada ser humano que se sienta hijo o hija de esta tierra”, afirmó.

El jurista cubano  Eloy Viera Cañive, también opino sobre los ataques en contra de Fernández Estrada. En su perfil en Facebook aseguró: (reproducimos íntegramente sus palabras)

Este es un tipo que me habla a mi como mismo le habla al pueblo de Cuba. Como mismo le habla a sus hijos. Como mismo le habla a su familia. Yo hoy no he dicho nada, porque lo que yo quería era quemar el bosque y hacer polvo a quien puso en su boca un nombre y un apellido que no le cabe ni en todo su… llevémoslo bien, «fornido» cuerpo.

Pero no quemé el bosque, bueno lo quemé solo un poco diciéndole DESPRECIABLE. Pero no lo quemé del todo porque el eco de mis palabras no son mella contra el aparato que usa para protegerse ese cobarde. El aparato que le permite hablar solo y creerse un iluminado. Ya no necesita especialistas que le apoyen, él en sí mismo se ha erigido en especialista. Pero especialista en la manipulación. Sólo gente como él cabe dentro de ese aparato que soporta su propia ficción.

Si les soy sincero hoy lo único que me hubiese servido es irle a rapear las cuarenta en el mismo espacio donde mediante muecas y chasquidos babosos completamente antitelevisivos se refirió a Julio Antonio Fernández Estrada como un «exprofesor de la UH que hace y dice lo que el que le paga le manda». Pero eso tristemente, no me dejan hacerlo.

Pero igual también quise esperar a hablar con Julio Antonio para decirle que yo era su mercenario, que no tenía que pagarme para poder mandarme a cantarle las cuarenta. Pero como esperaba, Julio Antonio, más grande que el edificio de la CMQ donde se refugia quien Deshace Cuba, solo me dijo que no había visto el noticiero, que ni tan siquiera lo iba a ver porque lo que había hecho con su vida lo volvería a hacer. Porque su carácter no hay quien lo asesine.

Ese es el Julio Antonio que no cabe en la boca de ningún locutor de la televisión cubana. Mucho menos si ese locutor lo hace casi de gratis, esperando que las migajas que recibe, se conviertan en panes, en casas o en teléfonos con Internet. Mucho menos si ese locutor prefiere acabar con su propia dignidad intentando llevarse sin poder, la de Julio Antonio.

Igual yo ahorita, sin que el público me lo pida y sin importarme lo que diga Julio Antonio, le voy a cantar la cuarenta. Vaya solo pa’ desahogarme.

Detenciones, amenazas, arrestos domiciliarios y difamación en los medios de propaganda estatal, se han venido sucediendo luego del plantón de cientos de personas frente al Mincult. El régimen dejó claro que no le interesa el diálogo ni respetar los derechos humanos, y traicionó un segundo encuentro pactado con los manifestantes, para organizar este sábado un retablo de la simulación, con personas procastristas, incautos que se tragaron el relato oficialista (¿será posible, a estas alturas?) o quienes no tuvieron el valor de negarse al juego del represor.

Tomado De ADNCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.