Obama, Bush y Clinton se pondrán la vacuna del COVID-19 en público

  • Categoría de la entrada:Cuba / Estados Unidos
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Los tres expresidentes esperan generar una campaña de confianza y seguridad sobre la importancia de la vacuna, después de que una encuesta reveló que el 42% de los adultos no se la aplicaran.

Los expresidentes estadounidenses Barack Obama (2009-2017), George W. Bush (2001-2009) y Bill Clinton (1993-2001) se ofrecieron como voluntarios para recibir públicamente la vacuna contra el covid-19 una vez esté disponible para promover su uso y seguridad.

Los tres expresidentes más recientes esperan que una campaña de concientización sobre la importancia de la vacuna sirva para generar confianza y seguridad a la ciudadanía con respecto a la efectividad de la misma.

«Si Anthony Fauci (el principal epidemiólogo de la Casa Blanca) me dice que esta vacuna es segura y puede vacunar, ya sabes, inmunizarte de contraer la covid, absolutamente voy a tomarla», afirmó Obama en una entrevista con la emisora de radio por satélite SiriusXM que se transmitirá este jueves, aunque algunos de sus extractos fueron difundidos hoy por medios locales.

Las declaraciones del exmandatario se conocieron en momentos en que Estados Unidos se prepara para recibir las primeras dosis de la vacuna contra el virus antes de que finalice el año.

Freddy Ford, jefe de personal de Bush, le dijo a CNN que el exmandatario se había comunicado con las autoridades de salud para ver cómo podría ayudar a promover la vacuna. «Primero, las vacunas deben considerarse seguras y administrarse a las poblaciones prioritarias. Luego, el presidente Bush se pondrá en la fila para recibir las suyas, y con mucho gusto lo hará en cámara».

El secretario de prensa de Clinton, de igual manera, dijo que el presidente 42° de EE.UU. estará dispuesto “tan pronto como esté disponible, según las prioridades determinadas por los funcionarios de salud pública. Y lo hará en un entorno público si ayuda a instar a todos los estadounidenses a hacer lo mismo», dijo Ángel Ureña.

Una encuesta de la firma Gallup dada a conocer en noviembre pasado por medios locales reveló que un 42% de los adultos estadounidenses aseguró que no se pondría la vacuna.

Ese porcentaje, sin embargo, es menor que el 50 % registrado en un estudio similar realizado por la misma compañía de encuestas en septiembre pasado.

Tanto Pfizer como Moderna han solicitado ya al Gobierno de Donald Trump que autorice de emergencia sus vacunas. Las compañías dijeron que han sido efectivas en un 95% en ensayos clínicos, que aún están en curso.

Una vez que se aprueben las vacunas, en las próximas dos semanas, las primeras dosis serán para los trabajadores de la salud y los residentes de cuidados a largo plazo. Esa fue la sugerencia de un influyente panel que asesora a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Hasta la fecha, Estados Unidos suma 13.901.477 casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 y 273.181 fallecidos por la enfermedad de la covid-19, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Tomado De ADNCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.