Nuevas ‘averías’ en las termoeléctricas cubanas auguran un verano plagado de apagones

Miguel Díaz-Canel califica de ‘tensa’ la situación del sistema eléctrico de Cuba.

Termoeléctrica de Cienfuegos. 5 DE SEPTIEMBRE

La Unión Eléctrica de Cuba (UNE) informó este martes sobre la salida de servicio «de manera imprevista», de la unidad 3 de la Central Termoeléctrica (CTE) Carlos Manuel de Céspedes, de Cienfuegos, con lo que suman seis las unidades de generación averiadas o en labores de mantenimiento para su puesta en marcha, reportó Granma.

Además de la unidad 3 de la CTE Carlos Manuel de Céspedes, también se encuentran fuera de servicio, por averías, las unidades 6 y 7 de la CTE Máximo Gómez, de Mariel, y la unidad 5 de la CTE Antonio Maceo.

Mientras tanto, por mantenimientos programados, están paralizadas la unidad 8 de la CTE Máximo Gómez, la Otto Parellada, de La Habana, y el bloque 2 de la Lidio Ramón Pérez, de Felton, en Holguín.

No obstante, este lunes entraron en actividad la unidad 3 de la Central Termoeléctrica (CTE) Antonio Maceo, de Santiago de Cuba, y la unidad 4 de la CTE Diez de Octubre, de Nuevitas, en Camagüey.

En total, las unidades de generación eléctrica fuera de servicio actualmente por averías provocan un déficit de 1.089 megawatts, mientras las que se encuentran en reparación implican la pérdida de otros 203 megawatts.

Miguel Díaz-Canel reconoció este lunes una situación «tensa» en el sistema eléctrico nacional por las averías y agradeció los trabajos que se han realizado en ocho unidades generadoras desde el pasado miércoles, según una publicación en su cuenta de Twitter.

Durante los últimos días se han registrado cortes del suministro de varias horas consecutivas en amplias regiones del país, de la provincia de Granma a la de Pinar del Río, aunque La Habana, por el momento, ha reportado menos afectaciones.

«Inicia una semana en la que seguiremos trabajando a brazo partido para estabilizar el servicio. Gracias a los trabajadores del Ministerio de Energía y Minas por el tremendo esfuerzo», dijo Díaz-Canel en su cuenta de Twitter.

El pasado viernes, la estatal UNE informó de que la situación del Sistema Electroenergético Nacional (SEN) era «compleja» e hizo un llamamiento a las zonas afectadas, sobre todo el oriente y el centro del país, a hacer un uso racionado de la energía, informó EFE.

Díaz-Canel achacó las fallas en el sistema eléctrico a «roturas» y a «la salida programada» de algunas unidades generadoras.

La situación ha provocado quejas por parte de la población, como es el caso del periodista deportivo Daguito Valdés, quien dijo en su cuenta de Twitter que en la ciudad de Pinar del Río los apagones duran entre 10 y 12 horas diarias.

«Te la quitan seis horas en la mañana, y luego en la tarde noche cuatro horas más. Diez horas y a veces más», explicó el cubano.

En los últimos 11 meses, la UNE ha notificado más de 300 afectaciones, por averías o tareas de mantenimiento, en muchas de las 13 centrales termoeléctricas del país.

A mediados de marzo, la central occidental Antonio Guiteras, la mayor del país, quedó fuera de servicio por la avería en una caldera, apenas una semana después de un parón planificado para darle mantenimiento. En abril estuvo cinco días fuera de servicio por otra descompostura, que afectó al suministro de la zona occidental de Cuba.

El país depende en gran medida del petróleo extranjero para producir energía (las termoeléctricas generan dos tercios de la electricidad) y su principal proveedor, Venezuela, ha disminuido notablemente sus envíos. Sin embargo, el Gobierno no menciona esa reducción de la llegada de combustible como causa de la bajada de generación eléctrica.

Según las autoridades de la isla, el país aspira a reducir la dependencia del petróleo extranjero y cuenta con un plan para que en 2030 el 37% de su mix energético (algo más de 3.500 megavatios) provenga de fuentes renovables.

Los actuales problemas de generación de energía se producen de cara al verano, la estación del año en la que más se utiliza la electricidad en Cuba, por los aires acondicionados.

Las protestas antigubernamentales de julio pasado estuvieron motivadas por las constantes averías y apagones registrados ese año, junto a la crisis económica, el desabastecimiento de productos básicos y la pandemia, entre otros.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%