Al día con Florencia, Cuba y el Mundo

“No somos perros”: pollo destinado a venta por CUC en tienda de Santa Clara es tirado en el suelo

En una tienda de Santa Clara el pollo destinado a venderse en CUC fue acopiado en el suelo sin rigurosas condiciones higiénicas, cual si de alimento echado a perder o destinado al consumo animal se tratara

Más allá de los anuncios sin datos precisos del régimen, el fin del CUC y su impotencia frente al dólar y otras divisas extranjeras se ve en toda Cuba hasta en actos groseros de una elevada carga simbólica, como lo ocurrido recientemente en una tienda de Santa Clara.

Según lo denunciado en redes sociales y expuesto mediante claras fotografías, en dicho establecimiento de la capital provincial de Villa Clara el pollo destinado a venderse en esa moneda cuasi extinta y sin valor real fue acopiado en el suelo sin rigurosas condiciones higiénicas, cual si de alimento echado a perder o destinado al consumo animal se tratara.

“Reportando desde mi barrio y ciudad. Santa Clara, 19 de octubre del 2020: ‘El pollo que venden a la población en las tiendas por CUC tirado en el suelo”, expuso en su perfil de Facebook el Directorio Democrático Cubano, una ONG dedicada a la obtención de democracia y justicia en Cuba.

Ante la denuncia, decenas de usuarios de la referida red social manifestaron su indignación con el hecho. “¡Qué falta de respeto! No somos perros”, escribió la usuaria identificada como María Elena Hernández, mientras que Ailenis García escribió que cosas como esas pasan porque los cubanos siguen agradeciendo y gritando ‘Viva Fidel’.

“Por eso los tratan como animales, porque les han perdido el respeto”, agregó García, aunque tampoco faltaron aquellos que, so pena de defender al régimen y culpar de los males de la isla a actores foráneos y desafectos de la llamada revolución, dijeron que no era para tanto.

“No jodan, que lo que no mata, engorda. No pensarán comérselo crudo, tienen que cocinarlo”, escribió Jorge Pardo, al tiempo que Orlando Lobaina apuntó que “lo de la gente es criticar”.

“El pollo está en su nylon, además que después tienes que cocinarlo y, por otro lado, quien lo pone en el piso, quien lo vende, quien lo trae es el propio pueblo, porque esos que lo venden lo ponen en el piso son trabajadores que forman parte del pueblo. Entonces, quiénes somos los responsables de que todo esto ocurra. El problema es de nosotros mismos, así que no jodan más con la misma cantaleta”, sentenció Lobaina, cuya cuenta apenas registra actividad en Facebook.

Durante lo que va de año, la ineficiente economía cubana y el impacto de la pandemia de COVID-19 han provocado que la escasez y el desabastecimiento de alimentos y artículos de primera necesidad marquen aún más el acontecer diario del cubano de a pie.

Ávido de liquidez en moneda dura, el régimen instauró tiendas que sólo venden en divisas extranjeras y que contrastan en su oferta con los menguados establecimientos comerciales que venden en las dos monedas nacionales de la isla: CUC y CUP (pesos cubanos).

Difícilmente lo sucedido con el pollo en esa tienda de Santa Clara pueda reportarse en una de las tiendas en dólares, como las refieren a la ligera los cubanos, a las que sólo pueden acceder aquellos cubanos que reciben remesas en las tarjetas magnéticas habilitadas para comprar.

Tomado De ADNCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: