‘No los cambié ni los voy a cambiar’: muchos cubanos siguen apostándolo todo al dólar

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Consideran la moneda estadounidense la única certeza de estabilidad ante el errático proceder del Gobierno, y los acumulan a la espera de una oportunidad.

Cubanos ante una Casa de Cambio del Gobierno. DIARIO DE CUBA

«Yo tengo mis ahorros en dólares«, dijo a DIARIO DE CUBA José Alberto, un cuentapropista holguinero que asegura que no se «dejó impresionar» por la medida gubernamental de suspender el ingreso de dólares en efectivo en las cuentas en Moneda Libremente Convertible (MLC)

«No los cambié ni los voy a cambiar por ahora. Al contrario, cada vez que tengo para comprar 100 más, los compro y los guardo. Me estoy preparando para el futuro. El dólar es estable, el que no se sabe lo que va a valer dentro de un año o dos es el peso cubano», afirmó el holguinero con tranquilidad.

En menos de dos años, el Gobierno cubano ha tomado medidas que se contradicen entre sí y han devaluado aún más el peso cubano, además de provocar fluctuaciones en los precios del dólar y el euro: abrió tiendas en divisas que no paga a sus trabajadores, implementó una unificación monetaria (que es solo aparenteen medio de una pandemia mundial y dejó de recibir depósitos en dólares, con el argumento de no poder usarlos en los bancos extranjeros debido al embargo. En cambio, dio a los cubanos una fecha límite para que corrieran a los bancos a guardar esos dólares con los que asegura no poder operar.

Ante el errático e impredecible proceder del Gobierno, y el vaivén en los precios de los billetes verdes, para muchos cubanos, como José Alberto, la única certeza es la estabilidad del dólar.  

Maykel es otro holguinero que, entre vender sus dólares «apurado», entregárselos al Gobierno y confiar en la firmeza de «la moneda del enemigo», prefirió lo último.

«Tengo dólares guardados, sí, y no los vendí. ¿Por qué me voy a asustar? La verdad es que el dólar va a seguir teniendo un mercado seguro y a seguir subiendo cuando se acabe la pandemia. Más bien compré mil más cuando bajó a 55 pesos. Ahora completé 5.000 y los pienso vender cuando esto abra y la gente comience a viajar«, calcula. 

«Ahí despegará al alza el precio, yo calculo que llegue a 90 o 100 pesos. Luego no puedo esperar mucho, debo vender antes de que los vuelos desde Estados Unidos aumenten y vengan muchos cubanos, que son los que ponen más dólares en la calle. Luego el dólar bajará hasta estabilizarse como ahora, que está a 60 pesos. Así lo prevemos en un grupo de WhatsApp de amigos que compartimos criterios sobre el precio de la divisa», explica.

En este contexto, los cubanos de a pie empiezan a volverse expertos de la especulación financiera. Mientras para unos la vida se encarece, otros ven una oportunidad que podría no repetirse. Para Yaila, otra joven de Holguín, es la posibilidad de comprarse un apartamento en La Habana, gracias a los euros que le envía su novio desde España y ella guarda. Ella espera una bajada en los precios de las viviendas en la capital.

«Es el chance que veo más rápido para salir de Holguín e instalarme en La Habana. Quiero aprovechar cuando abran los viajes, porque mucha gente se quiere ir para Estados Unidos, y cuando pasa eso venden todo rápido y barato«.

«Cuando la ‘fiebre’ por Ecuador, mi tía compró un apartamento de tres cuartos en El Cotorro en 4.000 CUC y su precio normal era entre 10.000 y 12.000 CUC. Así mucha gente de Oriente se posicionó en La Habana, y es lo que quiero hacer. No voy a perder este chance», afirma con determinación.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.