Al día con Florencia, Cuba y el Mundo

No les subían el salario en vida, pero les dan medallas después de muertos

Esto demuestra que el régimen cubano “reconoce las labores” de los profesionales de la isla, solo después de muertos, siendo en vida el mejor momento para gratificar el trabajo de un ser humano.

El castrismo entrega de la orden post- mortem a maestros fallecidos. Foto: Composición CPEM

Los nueve maestros que resultaron muertos en un accidente masivo que tuvo lugar en Mayabeque, en Granma, reciben orden post mortem e importantes distinciones.

Esto demuestra que el régimen cubano “reconoce las labores” de los profesionales de la isla, solo después de muertos, siendo en vida el mejor momento para gratificar el trabajo de un ser humano.

Los maestros quienes son fundamentales en la formación académica y humana de los seres humanos merecen ser pagados dignamente, no con sueldos miserables como los que ofrece el régimen cubano. Ahora estos nueve profesionales de la educación reciben medallas de reconocimiento luego de estar muertos, pero no recibieron un aumento de sueldo ni algún bono por entrega y dedicación a sus alumnos.

El castrismo ahora entrega la orden post- mortem, por la Educación Cubana, que impone el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, la Ciencia y el Deport, así como la entrega de la distinción Rafael María de Mendive a los jóvenes maestros que perdieron la vida.

Los maestros fallecidos son: Yuri Alberto Quesada Franco, Yanlis Valdés Guerra, Dayanis Rafaela Granda Valdez, Mailin Sucel Riverón Rosales y Yanitza Quesada Fuentes, todos de Jiguaní; Yasmany González Leyva, Jaiser Pérez Milán y Mairelis Ramírez Sosa, de Guisa; y Ernesto Jesús Ávila Ramírez, de Yara.

La Jefa de Departamento de Secundaria Básica, Maira Mendoza Torres, informó que los familiares recibieron las medallas que están junto a sus féretros.

Los actos fúnebres de los maestros, queridos y respetados por la comunidad,  contaron con la presencia de amigos y colegas quienes les realizaron guardia de honor acompañados por ofrendas florales y se llevaron a cabo en Guisa, Jiguaní y Yara, localidades donde vivían.

“Su pérdida nos va a cambiar la vida”; es la frase que se escucha de los habitantes de la comunidad y amigos, luego de conocer sobre la perdida de los grandes maestros.

Representantes del castrismo, incluido el “puesto a dedo” Miguel Díaz-Canel dejaron sus mensajes de condolencias a las familias por la pérdida de los profesores a través de las redes sociales. Algunos de ellos asistieron a la despedida fúnebre.

La dictadura cubana siempre trata de tapar el sol con un dedo haciendo creer a los isleños que le toma interés al pueblo, pero la sociedad está consciente que un acto como una condecoración a los maestros después de muertos, solo se trata de uno más de sus “shows” que no sirven de nada, si no solventan la situación de los cubanos mientras viven, ofreciendo mejor calidad de vida en la isla.

Los nueve granmenses, de los 10 muertos, perdieron sus vidas  al precipitar el ómnibus que los trasladaba hacia su origen de residencia  por un puente en el kilómetro 42, en la localidad de Mayabeque.

Tomado De Cubanosporelmundo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: