No hay café para los cubanos, pero se alista una nueva marca para la exportación

Se llamará San Germán, procede de Guantánamo, pero no hay esperanzas de que termine en las cafeteras de la Isla.

Café producido en Guantánamo. VENCEREMOS/FACEBOOK

En medio de una grave crisis de producción de café que priva a los cubanos de tomarlo, incluso el que les llega por la libreta de racionamiento mezclado con chícharos, una empresa estatal de Guantánamo anunció la preparación de una nueva marca del producto exclusiva para la exportación.

Según publicó el periódico oficial Venceremosla Empresa Agroforestal y Coco de Baracoa avanza en un proyecto junto a Cubagro para exportar café arábigo, bajo la marca San Germán, en referencia a la localidad intramontuna donde se producirá el grano, con condiciones excepcionales de temperatura y altitud.

Ramón Campdesúñer Rosell, director de exportación de la entidad local, explicó que se realizó la contratación con los 67 productores involucrados y queda concretar el negocio con la segunda empresa, dedicada a comercializar y exportar productos agropecuarios, agroindustriales y sus derivados.

En los planes estatales está que la Agroforestal y Coco aporte los granos beneficiados (despulpe, lavado y secado) a Cubagro, que se ocupará del tostado, molido y embalaje del producto, el cual será presentado por ambas exportadoras en el mercado internacional en busca del mejor precio.

Campdesúñer Rosell dijo que en julio de este año debe concretarse el primer envío del grano baracoense, a partir de una reserva de la pasada cosecha cafetalera destinada a las primeras incursiones en el mercado de la nueva marca comercial.

 Actualmente, la localidad de San Germán tiene un potencial productivo de ocho toneladas por campaña, que debe crecer a 40 toneladas a partir del programa de desarrollo cafetalero y los incentivos de la exportación, expresados en el retorno de divisas para los productores, según el medio local.

La escasez de café en Cuba se acentúo el año pasado. En diciembre, mientras la prensa oficial cubana intentaba explicar que el café con chícharos racionado no había llegado a las bodegas por fallos en la importación del grano, el producto nacional Cubita se vendía y se sigue vendiendo en Canadá.

Desde 2020, entre la incapacidad productiva, las trabas y la escasez de divisas, los cubanos padecen de la falta de café, un producto indispensable en la cotidianidad de las familias de la Isla.

Cuba, antiguo referente en la producción cafeteraha tenido que recibir asesoría de Vietnam, del cual importa unas 18.000 toneladas de café de baja calidad cada año, mientras el escaso que se produce en la Isla, de mayor calidad, es destinado a las exportaciones

En octubre de 2020, el director general de la estatal Empresa Cuba-CaféAntonio Alemán Blanco, afirmó en una entrevista con el portal oficial Cubadebate que la escasez de café en la Isla se debía a un incremento de la demanda por parte de la población debido a la pandemia del coronavirus.

A inicios de marzo, Naciones Unidas llegó en auxilio de la casi extinta producción de café y cacao en Cuba. Anunció un proyecto con una inversión total de 63,65 millones de dólares y en el que trabajará de la mano con el Ministerio de Agricultura.

En la Isla el café se vende en las tiendas del Estado a precios altísimos. Un paquete de la marca Cubita cuesta en los mercados en divisas de la Isla unos 14,45USD.

La crónica escasez del producto ha hecho que los hogares cubanos se las ingenien para alargar el que venden ya racionado en las bodegas estatales.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%