‘No descansaremos hasta que todos estén en la calle’, dice un cubano con tres hijos y un sobrino condenados por el 11J

Su hijo menor recibió un cambio de régimen penitenciario al igual que otros cuatro jóvenes. Todos irán a trabajo correccional con internamiento.

Emilio Román Matos, con tres hijos y un sobrino condenados por el 11J. DIARIO DE CUBA

El trabajador privado cubano Emilio Román Matos tiene tres hijos presos por participar en las protestas de julio de 2021 en el barrio habanero La Güinera. Recientemente, el menor de ellos, Emiyoslán Román Rodríguez, de 18 años, recibió un cambio de régimen penitenciario tras un recurso de casación ante el Tribunal Supremo. Pero todavía continúan en la cárcel su hija Mackyani, de 24 años, y su hijo Yosney, de 26, condenados a 12 años.

«No descansaremos hasta que todos estén en la calle», dijo el padre a DIARIO DE CUBA. «Ellos salieron juntos los tres a pedir libertad y se sumaron a la manifestación de La Güinera. Salieron pacíficamente, pero cuando comenzó la tiradera de piedras de ambos bandos, policías y manifestantes, mis hijos también lanzaron piedras, al igual que mi sobrino Yasiel Córdoba Rodríguez, de 25 años, sancionado a 12 años de prisión».

«Ellos no merecen estar ni un día más en prisión. Con el año que cumplieron en la cárcel, pagaron con creces cualquier delito que cometieran», consideró.

«Este año ha sido un infierno para toda la familia, por estar recluidos los muchachos en prisiones diferentes«, dijo Román Matos. «Emy (Emiyoslán), en la prisión de jóvenes del Guatao; Mackyani, en la Prisión de Mujeres de Occidente (también en el Guatao); y Yosney y Yasiel, en el Combinado del Este», añadió Román Matos.

Sobre el cambio de régimen penitenciario que recibió su hijo Emiyoslán, Román Matos expresó alivio. El adolescente tenía 17 años cuando fue detenido por participar en las protestas. Junto a él recibieron el mismo «beneficio» Marlon Brando Díaz Oliva, de 20 años; Marcos Antonio Alfonso Breto, de 19 años, Frank Daniel Roy Sotolongo, de 19 años; y Yensy Jorge Machado González, de 18 años. El Tribunal Supremo subsidió las penas privativas de libertad por cinco años de trabajo correccional con internamiento, que deberán cumplir en campamentos aún no informados a los familiares.

«Agradezco la ayuda de muchas personas, gracias a ese apoyo hemos podido llegar hasta aquí», manifestó visiblemente emocionado Román Matos. «Ahora continuamos esperando el resultado del recurso de casación de Yosney Emilio y Mackyani».

Señaló que su hija Mackyani fue una de las personas que auxilió a Diubis Laurencio Tejeda, conocido como Piki y el único muerto durante las protestas reconocido oficialmente, cuando este recibió el disparo mortal del policía Yoennis Pelegrín Hernández.

«Ella sale en los vídeos tapándole la herida para tratar de detener la hemorragia. Estoy orgulloso de ella y de todos mis hijos y de mi sobrino», dijo Román Matos.

«No tengo facilidad de palabra, pero quiero decir que sigo esperando que Dios ponga su mano y libere a todos los presos políticos cubanos que hoy se encuentran injustamente presos», concluyó.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%