Niños cubanos recibirán mezcla para batido a falta de yogurt de soya

  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

La explicación oficial indica que la sustitución se debe a la falta de polietileno para envasar el yogur

Fotos del autor

LA HABANA, Cuba. ─ En medio del enorme desabastecimiento de productos alimenticios en Cuba, los primeros días de abril han aportado otro ingrediente que tensa aún más la situación de la Isla: el yogurt de soya que recibían los niños entre siete y 13 años fue sustituido por una mezcla para batido que ─dicen─ tiene sabor a chocolate. La medida, de acuerdo con las autoridades competentes, obedece a la falta de polietileno para envasar el yogurt.

En un sondeo realizado entre algunas madres de infantes que reciben ese alimento por la libreta de racionamiento, el criterio mayoritario apunta al descontento. En primer término, la interrupción de la venta de un producto al que ya se habían habituado los niños ─en muchos casos un proceso nada fácil, tras la brusca eliminación de la leche al cumplir los 7 años─ podría conllevar a un desbarajuste alimentario en esos menores.

Por otra parte, se afirma que es necesario echarle cierta cantidad de leche a la mezcla para batido, pues, de lo contrario, resultaría sumamente ingrata al paladar. Al yogur de soya no había que agregarle nada, pero si ahora hay que buscar leche para la mezcla de batido, el panorama se complica porque la leche está prácticamente perdida de las tiendas estatales, y cuando aparece en la bolsa negra lo hace a precios inaccesibles para buena parte de la población.

Pero no crean que son los niños los únicos afectados por la ausencia del yogur de soya. Muchas personas ─la mayoría de ellas de la tercera edad─ hacían colas en las bodegas después de las seis de la tarde para comprar las bolsas de yogur que ese día no habían sido adquiridas por los núcleos con niños de entre siete y 13 años. Esa posibilidad ahora desaparece, pues al conversar con varios bodegueros nos enteramos de que no habrá venta liberada de la mezcla para batido. ¡Qué difícil se les ha puesto el desayuno a los cubanos!

Mas, con independencia de la anunciada carencia del polietileno para envasar el yogurt de soya, los observadores de la realidad cubana no pueden desligar la ausencia actual de ese producto con sus bajos niveles productivos en los últimos años. Tanto el yogur de soya como el natural se hallan entre los renglones que más ha incumplido el Ministerio de la Industria Alimentaria.

En el caso del yogurt natural ─y según las estadísticas que tenemos a mano, publicadas por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI)─ durante el lapso comprendido entre el año 2011 y el 2017 la producción cayó años tras año. Si en el 2011 se produjeron 183 000 toneladas, ya en el 2017 la producción sólo alcanzó las 142 000.

Un ejemplar del periódico Granma, con fecha 21 de marzo de 2019, contiene el artículo Que el incremento sostenido de todas las producciones y la calidad marquen el rumbo, el cual informa acerca del balance del Ministerio de la Industria Alimentaria durante el año 2018. El texto informa que el yogurt de soya estuvo entre las diez producciones que fueron incumplidas por ese organismo en el mencionado período. Sin embargo, lo más interesante del referido trabajo periodístico lo hallamos en las insatisfacciones de la población sobre las producciones de ese ministerio.

Resulta que una de ellas tuvo que ver con la sustitución del yogur de soya por mezcla para batido en la canasta familiar normada. Es decir, que ya en una ocasión se había efectuado esa sustitución, y la respuesta de la población fue negativa.

Entonces no queda más que pensar en la poca consideración de los gobernantes hacia los gustos y preferencias del cubano de a pie. Ahora, insisten en proporcionarles a los niños un producto que había sido rechazado con anterioridad.

TOMADO DE CUBANET

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.