Al día con Florencia, Cuba y el Mundo

Negros para albañiles y a trabajar, la foto racista en medios castristas

Incluso en los actos represivos. Los oficiales tildan de “negros” a los disidentes de color a quienes además llaman “malagradecidos”.

Hombre de color trabaja en albañilería en Cuba / Foto: Medios oficiales

Una foto que circula en medios castristas como Trabajadores y Guerrillero, de un hombre de piel oscura trabajando en la albañilería denota el racismo que impera dentro de la línea comunista de Cuba, dando a entender que este tipo de trabajo, rudo, inclemente y exigente, solo puede ser llevado a cabo por personas de la raza negra.

Con el titular “Opciones de empleo en Pinar del Río”, los medios oficiales informan sobre algunas oportunidades laborales para los cubanos que en estos momento buscan la forma de trabajar y subsistir dentro de tanta miseria impulsada por la dictadura, pero la fotografía denota que aquellos de piel oscura están destinados a trabajos pesados.

¿Significa que un cubano de piel negra solo puede aspirar a trabajar en la albañilería? Además intentan justificar su fotografía racista indicando que la situación del país así lo exige.

“En la actualidad las prioridades de la economía están vinculadas a la producción de alimentos y la construcción de viviendas, por lo que en su mayoría estas son las ubicaciones disponibles en las direcciones de Trabajo, aunque también existen otras opciones como agentes de seguridad, mecánicos, auxiliares generales y otros cargos técnicos, tanto en el sector empresarial como en las bases productivas”.

El artículo detalla además que en Cuba el trabajo es un “derecho” y un “deber social” de cada ciudadano, donde el racismo se impone, como en otros tantos aspectos de la sociedad cubana. Incluso en los actos represivos. Los oficiales tildan de “negros” a los disidentes de color a quienes además llaman “malagradecidos”.

Igualmente sucede con las personas de la comunidad LGBTI, a quienes llaman con nombres despectivos como “pájara”. El racismo en Cuba viene impulsado por el propio castrismo, algo que resulta ilógico en un país caribeño donde su cultura tiene raíces africanas. Cuando Fidel Castro tomó el poder por la vía del golpe de estado, religiosos, homosexuales y personas de color, eran enviados a los campos de concentración que el régimen llamada “Unidad Militar de Ayuda a la Producción” (UMAP) para tratar de “corregirlos” y hacerlos “hombres nuevos”.

Tomado De Cubanosporelmundo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: